La reina de los mares australes: de entrada o de fondo, centolla con salsa golf.

Las patas se van comiendo de una en una, cascándolas con unas tenazas especiales de marisco y con paciencia de buen degustador de marisco se va extrayendo la carne.

La reina de los mares australes: de entrada o de fondo, centolla con salsa golf.

Si alguna vez visita las tierras australes de nuestro país, no pueden negarse a probar algún plato elaborado con centolla. Este crustáceo, tiene un caparazón de color rojizo marrón es triangular por delante y casi redondo por la zona de atrás. Para degustarla, una vez cocida, se abre el cuerpo y se eliminan las madejas grises que no son comestibles.
 
Las patas se van comiendo de una en una, cascándolas con unas tenazas especiales de marisco y con paciencia de buen degustador de marisco se va extrayendo la carne.
 
Se raspa todo el interior del caparazón, llamado "cacho", y junto con el jugo que contiene se prepara una especie de caldo que se consume directamente.
 
Esta reina de los mares australes tiene variadas formas de ser consumidas. En la Patagonia, las carnes de este apetecido crustáceo se tornan más dulces que en otras latitudes porque en su alimentación incorpora los nutrientes que aportan los ríos que se descuelgan de los glaciares.
 
Una de las formas de consumirla es con salsa golf, plato que puede servir como una entrada o bien de fondo.
 
Acá les dejamos las instrucciones de preparación e ingredientes necesarios.
 
Ingredientes:

Carne de centolla
 
Una taza de mayonesa casera
 
Una taza de concentrado de tomates
 
Una cucharadita de cognac
 
Sal
 
Pimienta
 
Preparación:

En primer lugar se debe descongelar la centolla el día anterior a la preparación en el refrigerador.
 
El día de la preparación, mezclar la mayonesa con el concentrado de tomates, cognac, sal y pimienta.
 
Poner la centolla sobre lechuga y agregar la salsa golf.
 
Receta fácil y muy rica para aprovechar los excelentes productos del mar de nuestra Patagonia.