La tradición natural prevalece en los criaderos de caballos chilenos

Bien sabido es que a nivel global existen muchas nuevas tecnologías, las que no están ajenas al mundo equino. Una de ellas puede ser la clonación. En el país, sin embargo, el presidente de la Comisión Técnica de los criadores, descarta su uso en el país.

La tradición natural prevalece en los criaderos de caballos chilenos

Las novedades en tecnologías reproductivas hoy en desarrollo -entre ellas la clonación-, que en Argentina alcanza un gran desarrollo sobre todo en el polo, conocidas en el último consejo directivo de la Federación de Criadores de Caballos Chilenos, abrieron el apetito de muchos asistentes, ante las posibilidades que ofrecen para acortar el largo camino que lleva a cumplir el sueño de todo criador, un caballo que cumpla con las características tanto deportivas como ganaderas. 

Se inicia así un debate sobre tecnologías de reproducción que se utilizan en el mundo, pero sobre las cuales existen cuestionamientos especialmente desde el ámbito animalista. 

Más allá de los eventuales cuestionamientos, el presidente de la Comisión Técnica de la federación, César Núñez, es tajante respecto de la clonación, al señalar que "es absolutamente impracticable en Chile, especialmente en los caballos chilenos", al referirse a los alcances y posible aplicación que pueden llegar a tener las distintas técnicas y novedades mundiales hoy en boga. Explica que además del costo y lo complejo de la técnica es más fácil hacer transplante de embriones.

Otras de las opciones analizadas fue el uso de semen sexado, que por ahora es una técnica muy cara, pero que se considera muy valiosa para el trabajo del criador. Ramírez Castex anunció que está trabajando en el desarrollo de una técnica de menor costo.

"Si lograran tener éxito sería un gran aporte para la crianza, ya que la mayoría quisiéramos tener muchas más hembras que machos. Hembras de muy buen potencial genético, de muy buenos antecedentes para cruzarlas, por supuesto, también con reproductores de las mismas condiciones, y de ahí tratar de obtener un macho. Eso es lo que quisiéramos tener, pero la naturaleza hoy nos da prácticamente 50% de cada sexo", aclara César Núñez.

Lo ideal en un plantel, según Núñez, si hubiera la posibilidad de elegir, es tener tal vez 80% de hembras y 20% de machos, porque esa es la proporción que uno encuentra en un criadero, incluso menos, puede ser 10% de machos, depende del tamaño del criadero, pero siempre la cantidad de reproductores o potros que están en competencia es bastante más bajo que el de hembras.

Con la nueva técnica la selección se hace en forma previa, lo que evita costos, ya que se elegirían por el desempeño y las condiciones genéticas que han tenido sus padres o sus abuelos, y después vendría la selección en base al comportamiento y a la morfología de ese macho para dejarlo como reproductor.

80% de hembras y 20% de machos es la proporción más común que se encuentra en los criaderos de caballos chilenos.

Con las nuevas técnicas de reproducción que se manejan a nivel mundial permitirían mantener esta proporción con un menor costo.