La tradicional trilla a yegua suelta de Pelluhue

Cada verano miles de personas llegan hasta la ciudad para disfrutar de esta típica faena campesina que pasó a ser una fiesta costumbrista.

La tradicional trilla a yegua suelta de Pelluhue

La trilla es una actividad netamente campesina en la que se separa el grano de los cereales de la paja. En Chile –antes de que se automatizara el proceso- se usaban yeguas y caballos para pisotear las gravillas, hoy más que una faena típica del campo, se ha convertido en una tradición que, cada verano, se repite en diversas partes del país. Pelluhue es una de ellas. 

Aprovechando la gran cantidad de turistas que visitan la zona durante las vacaciones, se realiza una fiesta costumbrista que tiene como una de las atracciones principales la trilla a yegua suelta. El objetivo principal de esta actividad es rescatar una de las tradiciones más antiguas del campo. 

Durante el proceso un grupo de caballos corren tras un las yeguas asustándolas para que al trotar realicen la molienda de las gravillas; al cabo de unos minutos y para evitar el mareo de los animales, se comienza a girar en sentido contrario. En ese momento también se hace un aro para que los trilladores reciban algún tipo de refrigerio, que comúnmente es ponche u otro tipo de bebidas. 

Una vez finalizada la trilla, los asistentes también pueden disfrutar de la actuación de diversos grupos folclóricos de la zona, carreras a la chilena y comida típica, entre otras atracciones. Todo esto para recuperar y mantener vivas las tradiciones del campos nacional.