La tragedia de Soñador

El caballo iba por una calle de Concepción, cuando unos vehículos lo asustaron por lo que desvió un poco su camino, pasando sobre un foso usado para administrar tendido de telecomunicaciones, la cual estaba mal cerrada. 

La tragedia de Soñador

Un caballo vivió momentos de intenso estrés y dolor luego de haberse caído a una cámara (que regula el tendido de cables) que estaba tapada solo con una tabla de madera en plena calle. Bomberos lo rescató y ya se recupera de sus heridas.

Se temía que pudiera haber sido afectado su columna vertebral, pero la versión de su dueño es que solo se está recuperando de las lesiones sufridas en sus patas.

El caballo iba por una calle de Concepción, cuando unos vehículos lo asustaron por lo que desvió un poco su camino, pasando sobre un foso usado para administrar tendido de telecomunicaciones, la cual estaba mal cerrada. En ese momento se precipitó al hoyo, de escasas dimensiones.

El hecho generó la movilización de vecinos y trabajadores del sector que se unieron con la tarea de sacar al pobre animal atrapado, utilizando “lingas” con el objetivo de usarlas como correas para levantarlo, aunque con solo brazos de los voluntarios, le hazaña se tornaba inútil.

No fue sino hasta que participó una retroexcavadora para que tirara de las lingas cuando el equino pudo ser sacado de su momentánea prisión. Y fue también el momento más difícil porque fueron segundos en que el animal estuvo sometido a un intenso estrés y se temía que pudiera colapsar.

Finalmente, todos aplaudieron al concretar la tarea, que “Soñador” saliera, se levantara y pudiera dar unos pasos.

Este jueves, “Soñador” ya se encuentra bajo cuidados veterinarios en el Club Hípico de Talcahuano.