Laja y su llamativa riqueza turística

Laja sorprende por sus paisajes, que lo transforman en un lugar sumamente llamativo para quienes visitan la zona. Una de sus bellezas arquitectónicas es el puente ferroviario que une las comunas de San Rosendo y laja.

 

Laja y su llamativa riqueza turística

Los españoles denominaron a este territorio como Isla de Laxa. El año 1891 por decreto se estableció el municipio de la Estación de Rinconada, más tarde el 30 de diciembre de 1927 pasa a denominarse Laja.

La principal actividad realizada en esta localidad es la forestal, seguida del cultivo de hortalizas en sus variados productos, entre ellas destacan la producción de miel, la recolección y procesamiento de frutos silvestres, además de la dedicación por parte de algunos fundos a producir leche y sus derivados.

Laja sorprende por sus paisajes, que lo transforman en un lugar sumamente llamativo para quienes visitan la zona. Una de sus bellezas arquitectónicas es el puente ferroviario que une las comunas de San Rosendo y Laja.

También sobresale la Laguna Señoraza, cuya costanera es un lugar sumamente agradable para realizar caminatas. Sus aguas son aptas para la realización de deportes náuticos.

A 19 kilómetros de Laja está ubicada la Laguna Coyanco, otro turístico lugar de la zona, ideal para quienes buscan el descanso y la recreación.

A la hora de hablar de sus fiestas tradicionales, se debe destacar que cada mes de febrero se realiza el Festival de Laja, este evento es uno de los más importantes de la zona, a él acuden figuras de renombre, además de numeroso público. 

También durante este mes se efectúa el Festival de la Raíz Folclórica. En julio se celebra el Festival de Música Ranchera y en noviembre Las Olimpiadas Rurales de Laja.