¡Lleve sus tortas curicanas!

En 1870, Cristobalina Montero comenzó con la producción de todas y pasteles tradicionales chilenos En 1877, cuando se inauguró el tramo ferroviario de Santiago hacia el sur de Chile, Montero inició en la estación la venta de tortas y pasteles, una de ellas bautizada como torta curicana. 

¡Lleve sus tortas curicanas!

La torta curicana es uno de los pasteles típicos y representativos de Chile, particularmente de la ciudad de Curicó. Son elaborados en diversos tamaños y sabores, como, alcayota, manjar, almendras, nuez, manjar con naranja y almendra con nuez. Su auge se explican por la distancia y tiempo que tomaba el tren desde Santiago al sur siendo la ciudad de Curicó la apropiada para tomar un tentempié.

En 1870, Cristobalina Montero comenzó con la producción de todas y pasteles tradicionales chilenos En 1877, cuando se inauguró el tramo ferroviario de Santiago hacia el sur de Chile, Montero inició en la estación la venta de tortas y pasteles, una de ellas bautizada como torta curicana. Ese mismo año, se inauguró el nuevo tramo del ferrocarril desde Curicó al sur, y aparecieron las primeras «palomitas» comercializando los productos de Montero.

La Receta….

Ingredientes (para 8 personas).

6 yemas

10 cc de vinagre blanco

10 g de manteca fundida fría

20 cc de agua

150 g de harina cernida

Relleno:

500 g de manjar

200 g de puré de lúcuma

50 g de nueces picadas

Preparación

Formar una corona con la harina, agregar la manteca derretida junto con las yemas y el vinagre, mezclar con los dedos y, si es necesario, añadir el agua.

Amasar hasta formar una masa elástica, uslerearla muy delgada sobre el mesón, pinchar con un tenedor y cortarla en discos. Ponerla en una lata enharinada y hornear por 7 a 10 minutos a 200 ºC.

Rellenar con una capa de manjar, luego una de lúcuma mezclada con nueces, otra de manjar y así hasta completar cuatro capas de masa. Cubrir el borde con manjar y pasarlo por masa molida. Luego espolvorear con azúcar flor.