Los Ángeles, de villa a importante polo de desarrollo regional

A pesar de caminar entre el olvido y la pobreza hasta fines del siglo XIX, con auge de la industria agropecuaria la ciudad se transformó en un lugar atractivo para vivir y también para realizar diversas actividades económicas.

Los Ángeles, de villa a importante polo de desarrollo regional

Cuando llegaron los españoles a la zona donde actualmente se encuentra Los Ángeles, el lugar estaba habitado por los indios “coyunche”, que significa gente de las arenas, ya que el área era el punto central de un triángulo arenoso denominado “La isla de la Laja”, formado por la Cordillera de Los Andes, el río Laja y el Biobío.

Los fuertes militares que se construyeron a partir del siglo XVI propiciaron que el gobernador de Chile en el siglo XVIII, José Manso de Velasco, ordenara al sargento mayor Pedro de Córdova y Figueroa fundar la Villa de Los Ángeles en 1739. Tarea que comenzó el 26 de mayo, día en que se conmemora el aniversario de la comuna. 

Luego de su fundación, se caracterizó por ser una ciudad militar, con diversas culturas y muy religiosa, que en algunos pasajes previos al siglo XIX estuvo entre la pobreza y el abandono; sin embargo, el auge que tuvo la ganadería y agricultura en la zona hacia fines de ese período y comienzos del siglo XX dio paso a su consolidación, especialmente en la década de 1920 cuando se construyó una serie de canales de regadío que fue de la mano con el aumento de la producción en la industria agropecuaria. 

La exportación de los productos agrícolas, el auge del sector forestal hicieron que Los Ángeles continuara con su proceso de consolidación hacia fines del siglo pasado. Hoy es una ciudad que ofrece todos los servicios necesarios para que sus habitantes no deban desplazarse hacia otros lugares. 
Dentro de su historia destaca la labor de Bernardo O’Higgins Riquelme, quien asumió en 1810 como el primer alcalde de la ciudad y al año siguiente fue elegido como diputado por La Laja en el primer congreso nacional.