Maipú: comuna testigo de un abrazo histórico

Sus lomas fueron escenario de la Batalla de Maipú, el 5 de abril de 1818, en que el ejército chileno obtuvo la victoria sobre las tropas realistas, lo que significó la consolidación de la Independencia de Chile y un paso importante en la emancipación de América.

Maipú: comuna testigo de un abrazo histórico

Para presentarla diremos que pertenece a una de las 52 comunas que conforman la Región Metropolitana. Es parte de la provincia de Santiago y su gentilicio es maipucino/maipucina… nos referimos a Maipú, fundada el 22 de diciembre de 1891 por medio de un decreto firmado por el Presidente Jorge Montt.

Fue el cacique Loncomilla quien dominaba las tierras que hoy forman esta tradicional comuna. Durante la Colonia, dichas tierras fueron cultivadas por los españoles con extraordinarias plantaciones de viñas y granos. La población de aquella época era entre tres y cinco mil personas. Sus lomas fueron escenario de la Batalla de Maipú, el 5 de abril de 1818, en que el ejército chileno obtuvo la victoria sobre las tropas realistas, lo que significó la consolidación de la Independencia de Chile y un paso importante en la emancipación de América.

Al término de esta hazaña, el general chileno Bernardo O’Higgins asistió al campo de batalla herido para saludar con un abrazo al general argentino José de San Martín, quien comandaba las tropas chilenas en reemplazo de O’Higgins. Desde entonces, este gesto conocido como “el abrazo de Maipú” ha simbolizado la amistad entre los pueblos de Argentina y Chile.

Hacia las décadas del ’40 y ’50, los modos de ocupación del espacio comunal en Maipú fueron, en el casco urbano consolidado, en gran parte por autoconstrucción de viviendas (hasta la primera mitad de siglo en casas quinta), conformación de cooperativas de vivienda para trabajadores de las industrias establecidas en Maipú-Cerrillos (décadas del ’60 y ’70) y, más tarde, soluciones habitacionales de viviendas sociales y de subsidio tradicional para los estratos medios (décadas del ’80 y ’90).

Durante todo ese período, no existió una normativa que regulara la destinación de predios para equipamiento. Por lo tanto, a medida que la comuna iba creciendo, se poblaban nuevas zonas con un uso predominantemente habitacional, pero sin un marco global de planeamiento del tejido urbano. Esto fue producto, en gran medida, de la aplicación de una Política de Desarrollo Urbano que afectó a varias comunas de borde en la Región Metropolitana, sin la suficiente capacidad de reacción de sus administraciones locales y, más aún, sin planes reguladores adecuados que permitieran contener la transformación de pequeños poblados suburbanos en cuasi-ciudadelas forzadamente conurbanas con la metrópolis, como ha sido el caso de Maipú y Puente Alto, dos casos emblemáticos.

Esta comuna en la que habitan más de 500 mil habitantes destaca por sus variados monumentos y gran patrimonio. Recorriendo sus barrios y calles se pueden encontrar emblemáticos lugares, como por ejemplo la Plaza Mayor, el Templo Votivo, el Cementerio Parroquial, Quinta Las Rosas, la Plaza y Monumento al Coronel Santiago Bueras y Avaria y el histórico monumento al Abrazo de Maipú.