Mercado Central de Talca: la reconstrucción pendiente

A pesar de la declaratoria de “Monumento Histórico” que posee el Mercado Central de Talca -28 de mayo de 1998-, este edificio no se ha salvado del descuido sufriendo durante su historia una serie de calamidades que lo han tenido a punto de desaparecer. Pero ahí sigue en su empeño de seguir formando parte de la ciudad de Talca.

Mercado Central de Talca: la reconstrucción pendiente

Este no es un título antojadizo. A los dos años de ser declarado Monumento Histórico en 1998 -gracias al esfuerzo de sus locatarios-, este tradicional edificio sufrió un enorme incendio que consumió su nave central y gran parte de sus locales.

El año 2002 la Municipalidad de Talca asignó fondos para devolverle la estructura central al edificio, pero los montos no fueron suficientes para recuperar la calle interior y el edificio perimetral. - Siete años después, en octubre de 2009, se llamó a un concurso público de arquitectura por parte del Ministerio de Obras Públicas, concurso que llevó por título: “Concurso de anteproyectos de arquitectura. Restauración y reposición mercado central de Talca”, patrocinado por el Colegio de Arquitectos de Chile. Pero el terremoto de 2010 tiró por tierra el esfuerzo.

A pesar de la declaratoria de “Monumento Histórico” que posee el Mercado Central de Talca -28 de mayo de 1998-, este edificio no se ha salvado del descuido sufriendo durante su historia una serie de calamidades que lo han tenido a punto de desaparecer. Pero ahí sigue en su empeño de seguir formando parte de la ciudad de Talca.

Según se señala en su declaratoria de Monumento, el Mercado Central de Talca es testigo de la historia de la ciudad desde 1835, primero como Plaza de Abastos y luego como Feria Municipal, en lo que hoy constituye la Plaza Cienfuegos de la ciudad.

Este terreno fue comprado por encargo del Intendente de la época, don Miguel Concha (1835-1845). Esta Plaza de Abastos era un edificio de un piso con un patio interior, con tres grandes puertas, en el centro de las fachadas Sur, poniente y oriente. La fachada Norte, en tanto, era cerrada. El edificio poseía corredores interiores y exteriores sólo en la fachada Norte y mitad de la oriente, en este último lugar estaban las cocinerías y zapaterías. El resto de los locales exteriores eran ocupados por pequeños bazares, veguitas y lugares de ventas de legumbres. En los corredores interiores estaban los vendedores de carne, frutas, hortalizas y carne de Castilla. La Plaza de Abastos era controlada por dos funcionarios municipales: el Juez y el Guardián de Abastos.

Posteriormente, el año 1887, se acoge la propuesta de construir la mitad del mercado (parte sur) en su actual emplazamiento. Con fuerte influencia del neoclásico, art nouveau y arte industrial, este edificio fue finalmente inaugurado en 1890 cuando en Chile gobernaba el Presidente José Manuel Balmaceda.

La declaratoria de monumento nos entrega interesantes antecedentes sobre su arquitectura. Así por ejemplo, nos señala que la nave central es realización del “prestigioso ingeniero de Ferrocarriles don Benjamín Vivanco”. “El edificio que lo rodea es de un austero estilo neoclásico, cuyas fachadas, más altas que las actuales, juegan alternando arcos de medio punto, con manchones, pilares, zócalos y molduras en sobre relieve, todo en ladrillo a la vista, unido con cal y arena; lo que le atribuye gran valor histórico y arquitectónico”.

Un hecho importante a destacar es que el Mercado mantiene su valor arquitectónico, el cual no ha sido alterado por las modificaciones que ha experimentado en sus más de cien años de existencia.

¿Cuáles han sido estas modificaciones? especialmente aquellas derivas de los terremotos de 1928 y 1949. A fines del año 1940 se reconstruye el edificio adquiriendo su actual apariencia.

Pero las modificaciones no han terminado acá. El año 2000 sufrió un serio incendio, luego de lo cual fue integrado al programa de “Puesta en valor del Patrimonio”, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y administrado por la Dirección Regional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. Pero vino el terremoto de 2010, y como si esto no fuera poco, en enero de 2014 sufrió otro siniestro. Desde entonces sus locatarios no han dejado de luchar para rescatar este Mercado y devolverle el real status a este patrimonio de la ciudad de Talca, que junto a otros edificios claman por su restauración.

Hoy los locatarios están contentos. Esta semana, la Contraloría Regional del Maule ha dado el visto bueno a las bases de licitación y términos de referencia para licitar el diseño de reconstrucción del Mercado. La fecha de publicación de licitación es para el día 06 de julio de 2015.

Ahora solo queda esperar.