MONTAÑAS DE CHILE: PETEROA

El Peteroa forma un grupo volcánico interrelacionado con los cercanos Planchón y Azufre. A partir de 1660 se registró actividad en este volcán, incluyendo algunas de características catastróficas. 

MONTAÑAS DE CHILE: PETEROA

El complejo volcánico Planchón-Peteroa está ubicado a 67 kilómetros de Curicó, en la zona cordillerana y sobre un segmento de la Falla de Fierro. Corresponde a una serie de volcanes, estructuras caldéricas y cráteres que tienen como principal característica su amplio registro eruptivo, siendo uno de los complejos más activos de Chile.

El Peteroa forma un grupo volcánico interrelacionado con los cercanos Planchón y Azufre. A partir de 1660 se registró actividad en este volcán, incluyendo algunas de características catastróficas. En 1751 tuvo una gran erupción y en 1762 el Abate Juan Ignacio Molina registró un suceso similar, la cual habría destruido un gran cono central emplazado dentro de la caldera, provocando una apertura hacia la zona chilena.

El grupo Planchón-Azufre-Peteroa se formó en el Pleistoceno. Uno de los mayores eventos de la historia geológica del Planchón ocurrió a principios del Holoceno, 7000 años atrás, cuando colapsó la mitad Oeste de su edificio, ocasionando una avalancha que bajó 75 km por el curso del río Teno, hacia Chile, en un hecho conocido como el Lahar Teno. Aparentemente, este evento se relaciona con una gran erupción pliniana que eyectó grandes masas de tefra pumícea, que se depositó exclusivamente del lado argentino.

Desde el lado argentino, la cumbre del Azufre se alcanza en un ascenso simple, en una salida de un día completo. La ruta chilena, en cambio, ofrece generosos panoramas del territorio de glaciares, pasando la hermosa Laguna Teno, se pueden observar los imponentes cráteres del volcán Peteroa.

Desde Curicó, primero hay que viajar por aproximadamente 100 km por la carretera internacional en dirección al paso Vergara (aprox. 2500 m). Transporte público hay sólo hasta Los Queñes (km 46) donde también está el control de Carabineros. Para el ascenso desde el lado argentino se requiere un salvoconducto otorgado por la Policía de Investigaciones. Si en los documentos del auto figura otro nombre que el del conductor, se necesita un permiso notarial de dueño. Como punto de partida para la ruta argentina se recomiendan las fuentes termales de Azufre.

Quien decide hacerlo a través de la ruta chilena, sólo requiere los documentos habituales, como pasaporte y documentos del auto. Pocos kilómetros antes de la frontera se encuentran las fuentes termales de San Pedro, donde hay un lugar para acampar.