Pan de Pascua: un infaltable en las fiestas de fin de año

A su llegada a Chile, se generó el llamado "pan de Pascua criollo", el cual cambió las frutas secas por frutas cristalizadas, y el bizcocho cambió a uno de color más oscuro.

Pan de Pascua: un infaltable en las fiestas de fin de año

Proveniente desde Alemania o Italia, donde se elabora con levadura y mazapan, el pan de pascua es un tradicional alimento que es consumido en nuestro país durante la época de navidad y año nuevo.

Su contenido consta de almendras, frutos secos y nueces, para recordar el lugar donde nació Jesús en donde estos frutos son abundantes. A su llegada a Chile, se generó el llamado "pan de Pascua criollo", el cual cambió las frutas secas por frutas cristalizadas, y el bizcocho cambió a uno de color más oscuro.

A continuación, le dejamos su receta, para que no le falte en las celebraciones de fin de año.

Ingredientes:

1 cucharada de levadura seca
1 cucharadita de azúcar
1/2 taza de agua tibia
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de cáscara de limón, rallada
1/2 taza de azúcar
1 1/2 cucharaditas de anís en semilla 
2 cucharadas de pisco, coñac o ron
1 huevo
1/4 cucharadita de canela
Pizca de clavos de olor molido
Pizca de nuez moscada
1/4 taza de mantequilla blanda (50 g)
2 - 2 1/2 tazas de harina
3/4 taza de fruta confitada
1/3 taza de pasas
1/3 taza de nueces picadas
2 cucharadas de mantequilla, derretida

Preparación

En un bol pequeño, ponga 1½ taza del agua tibia. Espolvoree la levadura seca y el azúcar en el agua. El agua tiene que estar tibia (38° - 46° C). Si el agua está muy caliente o muy fría, la levadura no se activa. Deje reposar en un lugar protegido del frío por 2 o 3 minutos, y luego revuelva la mezcla para que todo está disuelto. Deje reposar por otros 5 minutos. Si la levadura no burbujea y el volumen no cambia, significa que la levadura no está activa. Bátela y empiece de nuevo. 

Ponga la mezcla de levadura en un bolo grande. Añada el huevo, azúcar, cáscara rallada, sal, licor, anís, canela, clavos de olor molido, y nuez moscada. Revuelva bien. Agregue 1½ taza de harina, 1½ taza a la vez, mezclando bien después de cada agregado. La masa quedará suave y pegajosa. Si la masa está muy pegajosa y si no puede hacer una pelota con ella, agregue un poco más harina.

Divida la mantequilla en tres partes, luego añada por partes a la masa, lo cual se pondrá de nuevo pegajosa.

Ahora, agregue 1½ - 1 taza más de harina, poco a poco, mezclándola con las manos. Cuando la masa esté firme y no se pegue a sus manos, amásala por aproximadamente 10 minutos, o hasta que la masa está suave y brillante, y la superficie tenga burbujas. Haga una pelota, y póngala en un bolo engrasado. Tapa el bolo con papel de cera engrasada o cubra con toalla de cocina. Deje reposar en un lugar tibio por 30 - 45 minutos (hasta que su volumen se duplique).

Dele un golpe de puños a la masa para que se desinfle. Estírela y luego ponga la fruta confitada, pasas y nueces. Envuelva la masa y amase suavemente para distribuir la fruta.

Haga una pelota con la masa. Póngala en una bandeja de hornear engrasada. Corte un pedazo de papel de cera aproximadamente 60 cm (24 pulgadas) de largo and 12 cm (5 pulgadas) de ancho. Engrase un lado del papel, envuélvalo alrededor de la masa, y apriete las puntas con un clip. Deje que la masa suba de nuevo hasta que doble su tamaño, aproximadamente 30 minutos.

Precaliente el horno a 175° C. Pinte la masa con mantequilla derretida. Hornee el pan por 20 minutos, pinte el pan de nuevo con mantequilla derretida y continúe horneando por otros 20 minutos. Después de esto el pan estará duro y cafecito.

Las semillas de anís se pueden reemplazar con licor de anís, unos 50 ml.

Fuente:

http://www.recetaschilenas.com/receta.asp?id=37