Para los días de frío: el navegado perfecto

Tanto el vino como sus ingredientes se deben ir calentando poco a poco, evitando que hierva para que no se volatilice el alcohol y pierda sus propiedades, ya que de otro modo terminará quedando como jugo.

Para los días de frío: el navegado perfecto

Comenzaron los días de frio luego de jornadas de precipitaciones. Bien es sabido, que luego de los frentes de mal tiempo llega el frío, ese frío intenso que para combatirlo tiene muchas formas, sin embargo, una que no falla es el vino navegado. A continuación, les damos los principales datos para preparar el navegado perfecto.

El navegado se le conoce al vino caliente con naranja y canela. Este brebaje, debe ser hecho con un vino no muy dulce, un vino campesino y con muy buenos ingredientes. Es decir, una naranja fresca y rica, buena canela, ojalá en su estado natural y no en polvo. Con azúcar morena y hecho preparado lentamente.

Tanto el vino como sus ingredientes se deben ir calentando poco a poco, evitando que hierva para que no se volatilice el alcohol y pierda sus propiedades, ya que de otro modo terminará quedando como jugo.

Por ello, se recomienda que una vez puesto al fuego debe ir desde los 0 grados a no más de 80 o 90 y apagarlo. Dejarlo caliente, pero nunca hacerlo ebullir.

A la hora de maridar un navegado, el ideal son dulces que tengan esos mismos ingredientes: canela, naranja, etc., aunque no hay nada mejor que tomarlo junto a la calefacción del hogar o una chimenea, en ese caso, una buena alternativa es una rica sopaipilla pasada, típica de estos días de invierno