Pedro Aguirre Cerda y la educación: el primer deber y más alto derecho del Estado

La educación en que dejó huella Aguirre Cerca fue un elemento al servicio de la sociedad, respondía a la necesidad de crear personas responsables no solo con sus necesidades, sino que también con la de sus pares que formaban el conglomerado social.

Pedro Aguirre Cerda y la educación: el primer deber y más alto derecho del Estado

La visión que Pedro Aguirre Cerda tenía de la educación, consideraba al ser humano en tu totalidad. No solo como alguien que podía ser  capacitado o como un ente adiestrable para cumplir ciertas tareas, sino que para él la educación poseía la condición de sustento destinado a edificar desde ahí la estructura que formaría a ese ser humano para enfrentar su vida.

Pedro Aguirre Cerda era educador, humanista y político. Veía a la sociedad de su tiempo con la razón abierta y manifestando un total respeto por la ciencia. La educación en que dejó huella Aguirre Cerca fue un elemento al servicio de la sociedad, respondía a la necesidad de crear personas responsables no solo con sus necesidades, sino que también con la de sus pares que formaban el conglomerado social.

De esta manera, Aguirre Cerda fomentó la educación, creando escuelas y propiciando la apertura de trabajos para los profesores.

El 21 de mayo de 1939, en su discurso presidencial, Aguirre Cerda decía:

"Para que la enseñanza pueda cumplir su misión social con toda amplitud es necesario que sea: gratuita, única, obligatoria y laica. Gratuita, a fin de que todos los niños puedan beneficiarse de la cultura, sin otras restricciones que las que se deriven de su propia naturaleza; única, en el sentido de que todas las clases chilenas unifiquen su pensamiento y su acción dentro de las mismas aulas escolares; obligatoria, pues es deber del Estado dar a todos los miembros de la sociedad el mínimo de preparación requerido por la comunidad para la vida cívica y social; laica, con el fin de garantizar la libertad de conciencia y hacer que nada perturbe el espíritu del niño durante el periodo formativo".

Esto refleja que   Pedro Aguirre Cerda planteaba una visión educacional que no nos es ajena. Es necesario en estos tiempos no sólo pensar en los fundamentos actuales que sustentan todo movimiento, sino que también en las reclamaciones históricas de los grandes líderes que han luchado por un país más justo para todos sus hijos.

En resumen, la educación fue para Pedro Aguirre Cerda una preocupación continua durante su vida. Fue tal la importancia, que su programa de gobierno establecía:

Reforma educacional en armonía con los intereses de la sociedad, incluida la educación de adulto.

Continuidad de la educación hasta la universidad.

Gratuidad de la enseñanza en todos sus grados.

La educación primaria, secundaria y técnica debe ser función del Estado o, al menos, controlada por él.

Creación de institutos y universidades del trabajo.

Protección del Estado y de los municipios a los escolares indigentes; alimentación, vestuario, útiles y atención sanitaria.

Y, finalmente, el maestro no puede ser perseguido por sus ideales políticos.

De esta manera, para Aguirre Cerca resolver el problema de la educación resultaba indispensable a la hora de plantear un modelo global de desarrollo.

Por ello, resaltamos en este artículo cómo el tema de la educación ha sido eje en nuestros país por siempre, pasando por variados gobernantes y sus respectivos gobiernos, tema central que se mantiene y discute hasta nuestros días.