Polémica por jineteadas patagónicas como deporte nacional

Los dos principales promotores de la iniciativa legal, diputados Juan Morano (DC) e Iván Fuentes (IND), han manifestado la importancia de dar impulso a esta práctica que se desarrolla fuertemente en la Patagonia chilena.

Polémica por jineteadas patagónicas como deporte nacional

Un grupo de seis diputados propusieron que se designara deporte nacional a la "jineteada patagónica", actividad que consiste en que un jinete logre mantenerse sobre el lomo de un caballo muy bravo. 

Pero la propuesta, no ha estado ajena a la polémica, debido a que organizaciones ciudadanas se oponen a la denominación de deporte nacional debido a que se han registrado casos de maltrato de caballos. Así mismo, Change.org, portal mundial que lidera causas ciudadanas, ya ha recolectado 5 mil firmas para pedir a la cámara de diputados que retire la propuesta.

Los dos principales promotores de la iniciativa legal, diputados Juan Morano (DC) e Iván Fuentes (IND), han manifestado la importancia de dar impulso a esta práctica que se desarrolla fuertemente en la Patagonia chilena, lugar donde se ubican sus distritos (Magallanes y Aysén, respectivamente). Su argumento apunta a relevar la importancia de las jineteadas, que tiene que ver con las raíces, la cultura, con la forma de vida de la Patagonia. 

Según precisaron los autores, las jineteadas patagónicas son una fiesta donde se dan cita la destreza del jinete y la fuerza del “pingo”, pero además el arte, la cultura y la artesanía local. “Este es un deporte que, si bien se inició en la zona austral de nuestro país, poco a poco ha ido traspasando las fronteras regionales y ya ha comenzado a practicarse en otros lugares de Chile”, resaltaron los parlamentarios. 

Adicionalmente, expertos en deportes hípicos aseguran que los casos de maltrato animal son muy raros en esta actividad y que en la actualidad hay una ley que pena ese delito. 

Los detractores de esta actividad explican que este es un "deporte" en el cual los caballos son brutalmente maltratados, son golpeados, pateados, azotados, sufren fuertes caídas, cuando producto del cansancio ya no se pueden levantar, les introducen agua por la nariz y los oídos para obligarlos a levantarse y continuar, son heridos y sometidos a un stress enorme, un espectáculo de mucha crueldad del cual "disfrutan" tanto personas adultas como niños a quienes desde pequeños se les inculcan estas prácticas, en las cuales además muchos de los jinetes sufren caídas con graves consecuencias, algunos quedan inválidos y otros simplemente pierden la vida.