Protejamos el faro del Cabo Carranza

Su construcción fue motivada por naufragios en las cercanías a la Punta Santa Ana, el más conocido es el del Vapor Cazador el 30 de enero de 1856.

Protejamos el faro del Cabo Carranza

El Faro Cabo Carranza, también conocido como Faro Carranza, es un faro chileno ubicado en la Región del Maule. Es parte de la red de faros de Chile. En todo el país hay más de mil faros y unos 18 de ellos deben ser habitados para su mantenimiento.

Para quien no está habituado a ese universo paralelo que es el mar, es difícil apreciar la importancia de alguna luz solitaria proyectada desde algún faro. Pero, en plena era de internet y del GPS, estas construcciones siguen siendo vitales para la navegación en las costas de todo el país. 

El trabajo allí es una labor casi de ermitaño, de sacrificio y soledad. Por eso, es difícil entender que un hombre quiera pasar sus días en un faro. Navidad, Año Nuevo, Fiestas Patrias. Son una infinidad de fechas especiales las que se pierden frente al mar. El de Carranza está habitado hasta el 2017 por el sargento segundo de la Armada, José Guzmán.

Este faro fue inaugurado el 1 de septiembre de 1895 en las cercanías de la Caleta Loanco. Cuenta con la particularidad de ser el único faro chileno con torre piramidal metálica de base rectangular.

Su construcción fue motivada por naufragios en las cercanías a la Punta Santa Ana, el más conocido es el del Vapor Cazador el 30 de enero de 1856. También en las cercanías se encuentran los restos del SS John Elder, que naufragó el 17 de enero de 1892 en viaje entre Valparaíso y Talcahuano con 132 personas, sin pérdidas humanas.

Entre los relatos acerca de este faro y sus cercanías, algunos sostienen que habría sido lugar de naufragio de uno de los submarinos de la flotilla de escape de Adolf Hitler, este relato se documentaría en el libro El último búnker de Hitler.

El proyecto Los Robles

Hace ya varios meses, grupos defensores del medio ambiente han manifestado su preocupación debido a que la empresa AES GENER S.A. está programando la instalación de una Central Termoeléctrica a carbón de 750 MW, en la costa de la Región de Maule, entre Constitución y Chanco. Específicamente, estará ubicada en el sector Faro Carranza.

La central estará en el borde de la playa y será abastecida continuamente de carbón, proveniente de Australia, a través de un puerto. La inversión será de 1.300 millones de dólares.

Este tipo de centrales son altamente contaminantes y peligrosas para el medio ambiente y el ser humano; producirá un importante impacto ambiental en la zona, ya que posiblemente emitirá miles de toneladas de CO2, CO, metales pesados, óxidos de nitrógeno (NOx), lo que incrementaría la contaminación por ozono troposférico, y dióxido de azufre (SO2), causante de las lluvias ácidas que destruyen bosques y ríos, y la emisión de enormes cantidades de material particulado que contribuirán a la contaminación de la zona.
 
Sin duda, el Faro Carranza es un ícono emblemático de la zona. Ha sido testigo de múltiples naufragios que todavía muestran sus heroicas huellas, cuando la marea está baja. Varios mástiles se observan en esa zona, la cual cada cierto tiempo permite que el viento y el mar muestren su furia. El faro que hoy solitario observa el roquerío que ampara a los lobos de mar, la paciencia de los pescadores y los paseos familiares, tendrá que acostumbrase a la usina y a los barcos carboneros.