Pura Joya: el primer encuentro de orfebres chilenos

El evento, que se realizó en el nuevo Centro Cultural El Tranque, contó con expositores de joyas hechas con técnicas de crin, raku, semillas y resina, entre muchos otros. 

Pura Joya: el primer encuentro de orfebres chilenos

El pasado fin de semana se realizó en la comuna de Lo Barnechea el primer encuentro de orfebres chilenos. En la oportunidad, más de 30 expositores chilenos y cuatro invitados internacionales, expusieron sus piezas basadas en joyas contemporáneas.

En la actualidad, la orfebrería se ha transformado en un oficio que tanto en nuestro país como a nivel mundial cautiva a muchos artistas. El oro, la plata, el cobre y otros materiales, sumados a piedras preciosas y semipreciosas, se transforman en objetos valiosos, símbolo de una sociedad más culta.

El evento, que se realizó en el nuevo Centro Cultural El Tranque, contó con expositores de joyas hechas con técnicas de crin, raku, semillas y resina, entre muchos otros. 

Valeria Martínez fue una de las expositoras chilenas, ella, quien es profesional de la orfebrería, explica que  desde muy joven “el mundo de los metales me fue cautivando, me di cuenta en ese tiempo que todo lo que se hacía en joyería era muy tradicional, y vi la posibilidad de expresar mi creatividad a través de este material, y el cuerpo es el soporte de estas piezas artísticas”.

Su propuesta en joyería destaca por ser sumamente novedosa. Explica que en sus trabajos “utilizo una técnica ancestral, la filigrana, técnica milenaria llevada a un material innovador como es el cobre, con una propuesta contemporánea en diseño. El material se debe conocer a fondo, aunque muchas veces sorprende, se debe experimentar, sacarle el máximo partido para luego crear con él”.

Valeria se considera una artesana urbana, contemporánea, pero con identidad chilena. Esta identidad, según explica, es lo que trasmiten sus piezas las que rescatan el cobre, material característico de nuestro país.

Su última colección, “Árboles Sagrados”, “está inspirada en los árboles de culto de los pueblos indígenas. Piezas con identidad Chilena, pero con un aporte de innovación a la artesanía de nuestro país”, explica.

A la hora de hablar del actual momento de la orfebrería en Chile, Valería destaca que “es un muy buen momento, hay muchas propuestas diferentes, uso de diferentes materiales, ya no solamente los clásicos. Las generaciones nuevas se atreven, existe una línea de joyería contemporánea que está muy en boga”.

Otra de las artesanas con las que compartimos en Pura Joya fue Vania Ruiz. Ella trabaja principalmente con resina, plata, cobre o bronce. Según nos explica, la característica de sus piezas “es la creación de micropaisajes, usando elementos naturales chilenos como cochayuyo, curahuilla, merquén, quínoa y pelillo, entre otros. Cada línea de joyas evoca paisajes de diferentes zonas de nuestro país. Desierto, valle central, fondo del mar, bosques valdivianos y Patagonia, son algunos de los micromundos que construyo”.

Vania, quien es arquitecta de profesión, asume que “desde niña siempre necesité hacer cosas con mis manos. Pintaba al óleo desde los 6 años, me gustaba trabajar con greda, dibujar, crear objetos. Decidí estudiar arquitectura, porque pensé me daría la libertad de hacer una gran diversidad de cosas. Sin embargo, dejé de hacer estas pequeñas obras a mano. Al cabo de algunos años trabajando como arquitecto, me encontré de nuevo con esta necesidad inherente. Así fue como llegué a la orfebrería”.

Pura Joya también contó con otras iniciativas. Una de ellas fue la participación de la Escuela de Joyería Pamela de la Fuente, quienes dictaron una clase explicativa de orfebrería a los asistentes a la feria.

Pamela explica que la oferta educativa de la escuela “comprende Cursos de Formación General con horarios libres, Plan Anual de formación Profesional y Cursos cortos de especialización con docentes nacionales y los mejores docentes internacionales”.

Asegura que el interés por aprender y dedicarse a la orfebrería en Chile ha ido en aumento, ya que “la joyería aparece como una opción clara de desarrollo personal y de independencia para las personas.

Asimismo, destacó las iniciativas como Pura Joya,  puesto que “es la primera vez en Chile que joyeros creativos son reunidos, con una alta y seria selección, siendo un aporte claro a la formación de público y su valorización”.

El evento también contó con expositores internacionales invitados. Entre ellos destacó Nikki Butler, orfebre que confecciona joyas para los hombres. Sus trabajos incluyen piedras semipreciosas, diamantes, vidrio, plata, oro y bronce.

Por su parte, Diego Solís diseña y realiza platería criolla argentina; cuchillos, rastras, facones, espuelas, mates, bombillas, hebillas, colgantes y cruces son algunos de sus maravillosos trabajos.

A continuación, les dejamos información de los orfebres que colaboraron en este artículo de revista Corral Victoria.

Vania Ruiz: Selección de piezas en la tienda Ají Lastarria 316. Contacto directo en las oficinas de ventas “El Vestidor”, ubicada en Gertrudis Echeñique, con cita previa escribiendo a casakiro@gmail.com. En Valparaíso nos encuentran en Bazar La Pasión (Almirante Montt n°1, Cerro Concepción).

Valeria Martínez: Se puede contactar a través de su página web www.valeriamertínez.cl o a su teléfono celular +56999477780.

Escuela de Orfebrería Pamela de la Fuente: Ubicada en el Barrio Bellavista, metro Salvador, calle Punta Arenas 26. Página web www.escuelajoyeria.cl, correo escuela@pameladelafuente.cl

 

Referencias: Foto portada - Escuela de Joyería Pamela de la fuente, fotógrafa Lilian Peromata. Foto interior: Vania Ruiz, orfebre.