Ramón Barros Luco: soy garantía para todos

Luego de la muerte de Pedro Montt, se reunió una gran Convención Liberal con el objetivo de elegir a su abanderado presidencial. Al no lograr decisión entre Agustín Edwards Mac Clure y Juan Luis Sanfuentes, la Convención optó por Ramón Barros Luco, quien fue el nombre de consenso.

Ramón Barros Luco: soy garantía para todos

Con una destacada vida política Ramón Barros Luco se inició como parlamentario en 1861. Posteriormente, se desenvolvió como ministro de Hacienda en el gobierno de Federico Errázuriz y el de Domingo Santa María. Durante el Gobierno de José Manuel Balmaceda ejercería en las carteras de Interior e Industria y Obras Públicas.

Al término de la Guerra Civil de 1891 fue ministro en el gobierno de Jorge Montt (1891-1896) y en el de Germán Riesco (1900-1905), al participar en los ministerios de Guerra y Marina (1892 y 1894 a 1895) y del Interior (1901 a 1902 y 1903). En forma paralela, integró el Congreso Nacional durante varios años, ocupando puestos en la Cámara de Diputados y, posteriormente, en el Senado, donde destacó su elección de senador por Tarapacá (1891-1897).

Luego de la muerte de Pedro Montt, se reunió una gran Convención Liberal con el objetivo de elegir a su abanderado presidencial. Al no lograr decisión entre Agustín Edwards Mac Clure y Juan Luis Sanfuentes, la Convención optó por Ramón Barros Luco, quien fue el nombre de consenso.

“Soy garantía para todos”, fue el lema de Barros Luco, quien contó además con el apoyo del Partido Conservador. Sin contendor, fue elegido Presidente de la República el 23 de septiembre de 1910, concluyendo su mandato en 1915.

Fiel a su consigna, gobernó en forma alternada con la Alianza Liberal (liberales, radicales y demócratas) y la Coalición (conservadores, liberales democráticos y nacionales), continuando con la rotativa ministerial característica de todo el período parlamentario.

El período de Ramón Barros Luco se caracterizó además por presentar una gran actividad cultural. En el campo internacional, el 25 de mayo de 1915 los gobiernos de Argentina, Brasil y Chile firmaron un Tratado de No Agresión, Consulta y Arbitraje, conocido como ABC. Sin embargo, solo fue ratificado por Brasil, siendo rechazado por los congresos de Chile y Argentina.

Fuente: http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-3666.html