Rauco: corazón curicano

Entre sus atractivos destaca el puente Cimbra, a escasas calles de la Plaza de Armas. Acá, se pueden realizar variadas actividades como picnic, baños, entre otras.

Rauco: corazón curicano

Ubicada en la provincia de Curicó, se encuentra la comuna de Rauco, cuyo significado en mapudungún es “Agua Gredosa”. Limita por el sur con Sagrada Familia y Curicó, al norte con Chépica, al este con Teno y al oeste con Hualañé.

Rauco, que tiene una población de 8.566 habitantes, según cifras del INE, tiene grandes atractivos naturales, principalmente el camino que une a dicha localidad con las comunas de Curicó y Hualañé.

Entre sus atractivos destaca el puente Cimbra, a escasas calles de la Plaza de Armas. Acá, se pueden realizar variadas actividades como picnic, baños, entre otras.

El tranque, ubicado en el sector de La Palmilla, a pesar de ser propiedad privada, permite practicar pesca deportiva del Pejerrey, y si lo desea, acampar. Además podrá visitar El Parrón que es famoso por su queso de cabra y la crianza de ganado menor (ovino y caprino).

El Llano que es conocido como zona de champiñones y mermeladas, Majadilla, Palquibudi y Tricao, entre algunos sitios campestres.

Al hablar de patrimonio arquitectónico, Rauco, al igual que en la mayoría de las comunas de Curicó, cuenta con gran cantidad de bellas casas de estilo colonial, algunas de las cuales sirvieron en el pasado, de casas patronales para extensos latifundos.

Así, su belleza llama a realizar otras actividades turísticas como lo son el Circuito Sendero de Chile, el Tranque sector La Palmilla, el Salto de agua sector de Palquibudi y las Posas de agua sector el Parrón