Remehue y Plebiscito: la importancia genética del 67 campeonato nacional de rodeo

Ambos durante los últimos quince años de la estadística nacional han ido incrementando en el tiempo sus hijos presentes y clasificados para el Campeonato Nacional de Rodeo, una verdadera prueba de calidad para un criadero que da cuenta real y objetiva del resultado de la crianza.

Remehue y Plebiscito: la importancia genética del 67 campeonato nacional de rodeo

En la pasada final nacional de rodeo dio muestra de la importancia de la genética presente en los caballos que disputaron esta final. Remehue y Plebiscito han marcado una huella en el tiempo por su destacada descendencia y obra como caballos vaqueros y raceadores.

Ambos durante los últimos quince años de la estadística nacional han ido incrementando en el tiempo sus hijos presentes y clasificados para el Campeonato Nacional de Rodeo, una verdadera prueba de calidad para un criadero que da cuenta real y objetiva del resultado de la crianza.

Ambos reproductores, Remehue y Plebiscito, aportaron con nueve hijos cada uno clasificados para el champion, la estadística de rendimiento individual en la final aporta significativos elementos que un criador o jinete con pretensiones debe tomar en cuenta la hora de hacer su elección, especialmente si se trata de usar buenas madres para cualquiera de estos genes, aunque a saber del lector, ambos ya no están, pero permanecen en hijos aún de mayor poder de liga, como en el caso de Plebiscito en su hijo Dirigente y Caramelo, ambos en madre Cureña,  a lo que suma Claro de Luna, de José Elías Rishmawi, uno más, esta vez Plebiscito en madre Estimada, como lo es el potro Cacique.

Por otra parte, se debe mencionar a la progenie del gran Remehue que hace muchos años viene llegando y habiendo encabezado en muchas ocasiones la estadística como el reproductor con mayor cantidad de hijos presentes en la Final de Chile, potro que aunque igualmente extinto, deja en su hijo Remehue II a un continuador de fuste, con iguales o superiores características funcionales y reproductivas de su padre al poseer en su genética a una madre de selección, como es Doña Melita, yegua hija directa de Picunto que aporta el vigor y estructura.