Rescatando el patrimonio histórico: el Fuerte Villagrán

Actualmente está transformado en un paseo público donde existe un mirador y una pequeña plazoleta con áreas verdes y jardines; desde lo alto se tiene una espléndida vista del Océano pacífico, la Isla Santa María y parte de la ciudad de Lota y Colcura.

Rescatando el patrimonio histórico: el Fuerte Villagrán

Está ubicado a solo 2 kilómetros de Lota, entre Lota Bajo y Colcura. El Fuerte Villagrán fue declarado Monumento Histórico Nacional y construido en 1661, siendo su principal función defender el puerto desde 1965.

Destaca por sus cañones legítimos de la época, pero modificados puesto que se ubican sobre metal contemporáneo. El acceso es libre y público, se accede por subidas o senderos de tierra peatonales y de vehículo tanto desde Colcura como desde Lota.

Es importante mencionar que aquí se fundó originalmente la ciudad de Lota, sirviendo de defensa durante la guerra del Pacífico. En este lugar aún se conservan tres cañones del siglo pasado instalados por orden de Doña Isidora Goyenechea de Cousiño.

Actualmente está transformado en un paseo público donde existe un mirador y una pequeña plazoleta con áreas verdes y jardines; desde lo alto se tiene una espléndida vista del Océano pacífico, la Isla Santa María y parte de la ciudad de Lota y Colcura.

El fuerte fue inicialmente emplazado en 1602 durante la época colonial del Imperio español, bajo el nombre de San Miguel Arcángel. La fortificación fue abandonada y repoblada en diversas ocasiones según cómo se iba desenvolviendo la Guerra de Arauco.

Avanzada la Guerra de Arauco, la actividad en el fuerte fue disminuyendo, manteniendo aun así su importancia estratégica hasta el término de la colonia, por estar ubicada entre San Pedro y la Plaza de Arauco.