Reserva Nacional Altos de Lircay y su gran diversidad de especies

En lo que a vegetación se refiere, la reserva posee gran diversidad de especies, entre las que destacan algunas del género nothofagus, como el hualo y a huala, clasificadas como vulnerables, también se encuentran como el roble de Santiago, coigüe, raulí y lenga.

Reserva Nacional Altos de Lircay y su gran diversidad de especies

Con una extensión de 16 mil 684 hectáreas, la Reserva Nacional Altos de Lircay cuenta en su interior con bellezas naturales como el Río Lircay o la Quebrada Los Coigües, asimismo, con sitios arqueológicos como La Piedra los Platos y otros sitios de interés geológico.

Para visitarla, la mejor época es en otoño y primavera, cuando no hay tantos visitantes, sin embargo la época óptima para cada trekking dependerá de la altitud del mismo.

En lo que a vegetación se refiere, la reserva posee gran diversidad de especies, entre las que destacan algunas del género nothofagus, como el hualo y a huala, clasificadas como vulnerables, también se encuentran como el roble de Santiago, coigüe, raulí y lenga.

En esta reserva, también es posible encontrar olivillo, avellano, lingue, radal, laurel, canelo, bollén, maqui, litre, peumo, arrayán, maitén, entre otras especies.

Para quienes la visiten, deben tener presente algunas consideraciones. Por ejemplo, es muy importante respetar las zonas de camping así como los horarios, desde 8:30 a 17:30.

Está estrictamente prohibido el ingreso con mascotas a la reserva, al igual que la realización de fogatas, pesca y caza.