Río Silala: ¿Un conflicto real o jugarretas de Evo Morales?

Sabemos que el anuncio de presentar una demanda por el uso de las aguas del Río Silala es un intento por subir sus niveles de aprobación y lograr una mayor unidad interna, que fue rota luego de su importante derrota en el Referéndum del 21 de febrero de este año. 

Río Silala: ¿Un conflicto real o jugarretas de Evo Morales?

El Presidente de Bolivia Evo Morales, como otros mandatarios populista de América Latina que van a la baja, a menudo recurre a temas internacionales para resolver sus problemas políticos internos.

Sabemos que el anuncio de presentar una demanda por el uso de las aguas del Río Silala es un intento por subir sus niveles de aprobación y lograr una mayor unidad interna, que fue rota luego de su importante derrota en el Referéndum del 21 de febrero de este año.

La última encuesta Mori, dada a conocer esta semana, revela que el desgaste generado en su imagen llega, entre noviembre de 2015 y la semana pasada, a  los 21 puntos porcentuales, es decir, bajó del 76% al 55% tras el referéndum, lo que sumado a las denuncias de corrupción en el Fondo Indígena y el caso Gabriela Zapata, ex pareja del presidente Morales, presuntamente madre de un hijo suyo, lo enfrenta a un difícil escenario.

Esta seguidilla de demandas que se interponen en tribunales internacionales solo retardan la necesaria cooperación que debe establecerse entre los dos países y que pasa por sentarse a conversar con una agenda que aborde los problemas pendientes, una agenda que deje fuera el insistente requerimiento de Morales de que no habrá negociaciones ni relaciones con Chile, en tanto no se les conceda una salida soberana al mar.

¿Es real el problema que se esconde en las aguas del  Río Silala?

El Río Silala se origina en territorio de Bolivia a una distancia de cuatro kilómetros de la frontera con Chile.

Para nuestro país, las aguas que escurren por este río son de vital importancia, se usan en  la agricultura, son una de las fuentes que abastecen de agua potable a Antofagasta y son utilizadas en la minería.

Como puede apreciarse, aquí hay un problema que no es menor y puede desencadenar conflictos binacionales.

Ya el pasado 17 de marzo el gobernador de Potosí Felix Gonzales, en el marco de la inauguración de un criadero de Truchas, anunció que era inminente un corte de las aguas del Silala que fluyen a Chile y vinculó su amenaza a la permanente demanda de Bolivia de exigir una salida soberana al mar.

Los acuerdos que han quedado truncos.

En entrevista con el Mercurio el 28 de marzo de este año,  Alberto van Klaveren, quien fuera testigo privilegiado de las negociaciones que llevaron adelante los dos países para acordar el uso de esta agua, señala: “estas negociaciones fueron parte de la agenda de los 13 puntos. Hubo varios esfuerzos para avanzar en un arreglo anteriormente, siempre suspendidos o terminados por la parte boliviana”.

“En las consultas políticas celebradas en Santiago a nivel de viceministros, en noviembre de 2009, concordamos un preacuerdo que tenía aspectos fundamentales de principio y otros de carácter técnico y programático. Después no hubo más trabajos bilaterales en torno a este preacuerdo”, aseguró.

Los problemas fundamentales están en las distintas visiones sobre la naturaleza de esas aguas. Si se trata de un manantial o un rio internacional.

Para van  Klaveren, el mapa que se incorpora en el tratado de 1904 no es un mapa más, sino que establece claramente que se trata de un río internacional y  que tiene distinto recorrido en Bolivia y en Chile.

Con estos antecedentes, podemos concluir que estamos ante un problema no menor que afecta las relaciones entre los dos países.

Esperemos que las autoridades de ambos países puedan sentarse a conversar en comisiones técnicas y políticas, ya que el camino de las demandas internacionales se ha mostrado como inconducente y deja en evidencia la incapacidad de los actores de construir acuerdos que beneficien a ambos pueblos.

Fuentes

1.-http://www.monografias.com/trabajos86/aguas-del-silala/aguas-del-silala.shtml#ixzz44DBVTr7e

2.-UNEP, 2007

3.- El mercurio, 28, marzo 2016.