Ruta de los observatorios: Cerro Tololo

Un elemento importante de destacar es el valor patrimonial de nuestros cielos, que la legislación ambiental resguarda debido a que este recurso natural es de vital importancia para el desarrollo científico, cultural y social del país.

Ruta de los observatorios: Cerro Tololo

Sabido es que el norte de Chile tiene los cielos más limpios y claros del hemisferio sur para la observación astronómica. Este fenómeno se ha visto avalado por la creciente instalación de observatorios ópticos, radiotelescopios e iniciativas astronómicas emprendidas en distintas regiones de nuestro país.

Investigadores de todo el mundo visitan constantemente los observatorios ubicados en el norte, con el objeto de conocer más sobre el universo, que esconde un sinnúmero de cuestionamientos que se intentan resolver.

A través de este y otros artículos, intentaremos conocer un poco más de los beneficios astronómicos con los que cuenta Chile y de qué manera se pueden aprovechar para conocer un poco más de esta ciencia. Otro importante punto es el valor patrimonial de nuestros cielos, que la legislación ambiental resguarda debido a que este recurso natural es de vital importancia para el desarrollo científico, cultural y social del país.

Desde enero de 1976, opera en el Valle del Elqui, a unos 80 kilómetros de La Serena, el Observatorio Interamericano del Cerro Tololo. Éste cuenta con 7 cúpulas, de las cuales cinco se mantienen en funcionamiento.

Su telescopio más grande se llama “Víctor Blanco”, con cuatro metros de diámetro, está ubicado a 2200 metros sobre el nivel del mar. Cuenta con una tecnología de punta y es operado en nuestro país por la Asociation of Universities for the Research in Astronomy Incorporation (AURA), con colaboración de la National Optical Astroomy Observatories (NOAO), en convenio con la Universidad de Chile y la National Science Fundation.

Cada sábado del mes es posible realizar visitas al observatorio Tololo. Estas son guiadas y gratuitas con una duración total de tres horas, aproximadamente. Es necesario pedir una autorización con al menos un mes de anticipación y se debe contar con un vehículo propio para llegar.

Las visitas se realizan durante el día, contemplando una charla y recorrido por las instalaciones, sin embargo no es posible observar por alguno de los telescopios, ya que solo son de uso científico y profesional.

Para llegar a él, se debe hacer vía terrestre por la ruta internacional CH-41, hasta el desvío al observatorio.

De esta forma, el Tololo es quizás el más famoso de los que se encuentran en nuestro país. Si bien no permite la observación a quienes lo visitan, sí entrega información importante para aquellos que quieran conocer un poco más de las bondades de nuestros cielos, los cuales cuentan con un valor patrimonial único.

Quienes quieran reservar visitas guiadas al observatorio, deben hacerlo a través de la siguiente página web: http://www.ctio.noao.edu/noao/content/visits-tololo