SAG detecta muermo en caballos importados de Argentina

La confirmación la dio el laboratorio oficial del organismo, tras varias muestras que resultaron positivas y que fueron realizadas entre el 22 de abril y el 14 de mayo, obligó al sacrificio sanitario de los 36 equinos presentes en un fundo ubicado en la comuna de Talagante.

SAG detecta muermo en caballos importados de Argentina

El Servicio Agrícola Ganadero (SAG) detectó una peligrosa enfermedad equina en ejemplares provenientes de Argentina, los cuales dieron indicios positivos de “muermo”, patología contagiosa que afecta a caballos y que no está presente en Chile

La confirmación la dio el laboratorio oficial del organismo, tras varias muestras que resultaron positivas y que fueron realizadas entre el 22 de abril y el 14 de mayo, obligó al sacrificio sanitario de los 36 equinos presentes en un fundo ubicado en la comuna de Talagante.

Esta enfermedad puede afectar al hombre y es de alto riesgo y letalidad. Requiere una detección precoz mediante pruebas de diagnóstico que en el país se realizan rutinariamente a todas las importaciones de equinos, con la consiguiente eliminación de todos los ejemplares en el caso de detectar al menos un animal con resultados positivos. El “muermo” afecta principalmente a caballos, burros o mulas y se caracteriza por nódulos, úlceras y cicatrización primariamente en el tracto respiratorio, pulmones y piel.

Los síntomas del muermo en las personas, por lo general evidencian fiebre, transpiración, escalofríos, dolores de cabeza, y dolores en el cuerpo. Otros síntomas de la enfermedad causados por la Burkholderia mallei, se desarrollan dependiendo de cómo ingresó la bacteria al cuerpo. Puede ser cutánea, afectando a la piel, generando inflamación y llagas en el sitio o punto de ingreso. También las víctimas pueden generar posible inflamación de las glándulas linfáticas. Usualmente, deben pasar entre 1 a 5 días para que se desarrollen estos síntomas. Los infectados también presentan problemas de respiración, secreción de mucosa o pus de la boca, nariz u ojos. Padecer Muermo, además, puede generar neumonía, absceso en los pulmones, o grandes bolsas de fluido en el pulmón. Estos últimos síntomas, se pueden detectar entre 10 a 14 días, luego de contraer la bacteria.

Se puede reducir el riesgo de contagiar Muermo, tomando las siguientes medidas: evitar el contacto con el suelo o aguas estancadas. Usar botas mientras esté trabajando en un sector agrícola. Es preciso no tener contacto con cuerpos de animales enfermos o muertos, especialmente en países con muermo. Si debe tocarlos, se recomienda utilizar guantes protección de ojos  y máscara.