Saga comunas de Chile: El Monte y sus imperdibles

Antes de la llegada de Pedro de Valdivia, existía un pueblo llamado Llopeo, en las cercanías del lugar donde hoy se encuentra la comuna. En 1535 se instalan los sacerdotes franciscanos en el lugar que actualmente se llama El Tejar; este sitio estaba rodeado de montes y bosques debido a lo cual recibe el nombre de San Francisco de El Monte. Además de Llopeo existían otros pueblos indígenas desde épocas muy remotas: Alhué, Puangue, Chiñigue, Calera de Tango, Pelvín (actual Peñaflor), Melipilla, Paicoa y Talagante.

Saga comunas de Chile: El Monte y sus imperdibles

En 1682, los franciscanos reedifican el templo que hoy ocupa la Parroquia San Francisco y trasladan a este lugar su convento. A su alrededor empieza a formarse una aldea a la que se trasladan mucho indios de Llopeo. Al mismo tiempo, llegan a instalarse muchos españoles, criollos y mestizos, dando lugar así al nacimiento de una típica aldea criolla.

Durante el siglo XVII, San Francisco de El Monte va adquiriendo notable importancia. Y es así que en 1780 se solicita para la aldea el título de "Villa", honor que no fue conferido hasta un siglo después. El mestizaje y la vida agrícola son los rasgos preponderantes de la vida de San Francisco de El Monte, en el siglo XVII. La aldea constituye en esta época la más pura demostración de lo que es un pueblo chileno.

En la vida montina del siglo XVII se destaca la actuación de la familia Carrera en la histórica Hacienda San Miguel (Viña Doña Javiera), y es a fines del siglo XVII, cuando la aldea de San Francisco de El Monte recibe el título de "Villa", por Decreto del 12 de septiembre de 1895.

El 31 de enero de 1888 se autorizó la construcción de la línea férrea de Santiago a Melipilla contemplando las estaciones de Lo Espejo, Malloco, Talagante, El Monte y Melipilla. La estación se construyó al sur poniente de El Monte y la línea pasó por fuera del pueblo pero a medida que avanzaba se fue acercando cada vez más al camino público hasta confluir a una condición paralela desde el punto denominado Monte Verde, pasando por El Paico y Lo Chacón. Éste dejó de funcionar hacia la década de los 80, dejando la línea para el uso de trenes de carga. Actualmente el Proyecto Metro-tren del Sol busca volver a conectar Melipilla y Santiago.

Abundantes datos históricos de El Monte figuran en el libro "Historia de El Monte: 5 siglos en la tierra de Los Carrera", del periodista Hernán Bustos Valdivia, publicado en 2010.

Imperdibles en El Monte

Hacienda San Miguel (Viña Doña Javiera)

El Monte es un lugar interesante de conocer. Destacan la Iglesia San Francisco de El Monte que fue declarada Monumento Nacional el 7 de enero de 1974 y la Hacienda de San Miguel de El Monte (Casa de la familia Carrera en la que vivió el prócer y toda su familia). El Monte, según sus autoridades, fue denominada como "Donde nace la Patria" lo que está soportado por ser en este lugar donde habitasen responsables directos de la independencia de Chile y lugares que representan la historia y costumbre del campo chileno.

En el mes de abril se celebra la Fiesta y Muestra Costumbrista CATAM (Comida típica, Agricultura, Turismo, Artesanía y Muebles), que organiza la Municipalidad y que tiene entrada liberada. Esta dura 3 días y se efectúa en El Solar de Los Carreras

En el mes de octubre se celebran las Fiestas Montinas, fecha donde antiguamente se celebraba las Fiestas de San Francisco. También se hacen en el lugar denominado El Solar de los Carreras, antiguo Balneario El Paraíso, ubicado en la calle Ignacio Carrera Pinto, en el centro de la comuna.

También en El Monte se ubican los Balnearios La Turbina y Yamil, los dos ubicados en la Av. Los Libertadores, que abren sus puertas especialmente en verano para los visitantes y habitantes de la comuna. Esta también el conocido Restaurante Aravena, que antiguamente se ubicaba en la Av. Los Libertadores y que actualmente está en la Av. San Antonio de Lo Chacón; otro local es La Ramada que se ubica al frente de El Solar de los Carreras, en la calle Ignacio Carrera Pinto; igual de conocido es La Pepita que se ubica en la Av. Los Libertadores en el sector de Lo Chacón y que es especializado en comida típica. También se puede encontrar un estupendo centro de eventos llamado Casona El Monte, ubicado en Av. Los Libertadores; es una construcción centenaria rodeada de naturaleza y con una excelente cocina nacional e internacional.