SAGA COMUNAS DE CHILE: SABORES Y TEXTURAS DE LOLOL

Es un antiguo asentamiento indígena mapuche del grupo Picunche, se consolida en los siglos XVIII y XIX gracias a su cercanía a los caminos coloniales, que conectan los centros rurales de Chile Central, entre los valles del Maule y el Maipo. Su imagen resume la esencia de los pueblos rurales de esta zona.

SAGA COMUNAS DE CHILE: SABORES Y TEXTURAS DE LOLOL

Está ubicado en un valle rodeado de cerros, en la Cordillera de la Costa. El pueblo de Lolol, cuyo nombre significa "cangrejo" en lengua mapudungún, data del siglo XVI.

Es un antiguo asentamiento indígena mapuche del grupo Picunche, se consolida en los siglos XVIII y XIX gracias a su cercanía a los caminos coloniales, que conectan los centros rurales de Chile Central, entre los valles del Maule y el Maipo. Su imagen resume la esencia de los pueblos rurales de esta zona.

Su característica casa corredor, heredada de la hacienda española, se mezcla con elementos precolombinos de origen incásico, como las edificaciones sobre los muros de barda. Las casas de adobe y teja dispuestas en fachada continua, forman corredores exteriores que relacionan la vida pública y la privada, a la vez que protegen al peatón del sol y de la lluvia.  En los patios traseros se encuentran frutales, parrones y pequeños huertos.

El núcleo histórico del pueblo se estructura en torno a la Iglesia de la Santísima Natividad de la Virgen de la Merced y a la plaza triangular ubicada al frente de la misma. La iglesia y la Plaza forman el vértice de un triángulo cuyos lados están conformados por las calles Los Aromos (Ex calle Comercio), Las Acacias y Las Achiras.

El 2003 Lolol fue declarado Monumento Nacional en versión Zona típica y Cultural  por sus calles adoquinadas y por sus  fachadas eternas.

La comuna también ofrece productos artesanales de alta calidad, esparcidos en distintos puntos donde se producen desde mermeladas -sector El Membrillo, 15 kilómetros al suroriente del pueblo- hasta tejidos de alpaca en Los Tricahues -20 kilómetros al suroriente, el museo comunal entrega un resumido compendio de la historia local.

La ruta "Sabores y Texturas de Lolol"

La ruta puede iniciarse desde Santa Cruz disfrutando de las bellas vistas del valle desde la cuesta La Lajuela, en cuyo lugar se puede conocer el trabajo de artesanía en paja teatina.

Más adelante, en el sector de la Hacienda Araucano es recomendable visitar Bordados Terracota y su taller de Esculturas y Maceteros de Piedra Reconstituida.

Ya en Lolol, se puede conocer la Viña Cangrejos y sus vinos artesanales.

También, es recomendable visitar la Almazara de Lolol, para degustar el aceite de oliva, y visitar la tienda de vinos y artesanía, con variadas muestras de productos locales como el mandarina sauer.

A la vez, es aconsejable concurrir a la Cervecería Artesanal Pichuante y luego al centro histórico de Lolol, declarado zona típica y pintoresca, y al Museo de Artesanía Chilena.