San Clemente, una comuna imponente y mágica

La historia de la que es hoy una de las comunas más grandes de la VII región, comienza en 1861, cuando Pedro Antonio Ramírez y José Antonio Vergara a nombre de sus esposas, donan cuatro cuadras de terreno a la Iglesia para la construcción de la Parroquia San Clemente entre Ríos, que reemplazaría el modesto oratorio que era asistido muy esporádicamente por un sacerdote de la entonces villa de San Agustín de Talca. 

San Clemente, una comuna imponente y mágica

Es una de las comunas más grandes de la Región del Maule. Nos referimos a San Clemente, una tierra rica en recursos naturales, entre los que destacan el volcán Descabezado Grande, y los bosques milenarios de Vilches, cuya historia comienza de mano de grandes hacendados allá por el año 1861.

La división político administrativa de Chile fue un proceso en constante evolución que en sus primeras etapas se caracterizó por organizar el territorio según las asambleas representativas de las provincias en delegaciones y subdelegaciones.

Es el caso de esta comuna, cuyo origen se remonta al siglo XIX cuando formaba parte de la Sub delegación de Los Litre, y sus tierras –de gran riqueza agrícola – estaban en manos de muy pocos y dedicadas especialmente al cultivo.

La historia de la que es hoy una de las comunas más grandes de la VII región, comienza en 1861, cuando Pedro Antonio Ramírez y José Antonio Vergara a nombre de sus esposas, donan cuatro cuadras de terreno a la Iglesia para la construcción de la Parroquia San Clemente entre Ríos, que reemplazaría el modesto oratorio que era asistido muy esporádicamente por un sacerdote de la entonces villa de San Agustín de Talca.

Es entorno a esta Iglesia que emerge San Clemente. Sus espacios y su población se concentran cercanos a la Parroquia, en cuyos alrededores existían 27 casas de adobe, José Antonio Vergara y Pedro Antonio Ramírez, arrendaron 72 sitios a diferentes personas, quienes comenzaron a construir sus casas y dar forma al pueblo.

Con el tiempo se construye el Cementerio Parroquial en los terrenos donados por los vecinos Rufino y Tomas Benavides (1864) y la primera escuela solo para hombres (1865). 

El año 1874 el anuario estadístico de la República de Chile le asigna una población de 824 habitantes y destaca sus tierras como las mejores de la provincia, abundantes en canales de regadío y excelentes para las siembras de toda clase, alfalfas y crianzas de animales.

En 1894, se crea la primera Municipalidad, siendo su primer Alcalde don Benito Urzua. Luego, a fines del siglo XIX se crea la primera escuela de la ciudad, y a comienzos del siglo XX la ciudad vive un impulso urbanístico cuando se construye la vía férrea – hoy desaparecida - que une a San Clemente con Talca. En el año 1964, al cumplir 100 años de vida, se le otorga el título de ciudad, ratificada mediante Ley Nº 16403 de Diciembre de 1965. 

Hoy muchas de las calles de San Clemente están dedicadas a sus héroes: Carlos Silva Renard, Silvestre Urizar, Alejandro Cruz, entre otros, todos pertenecientes al batallón Talca – posterior mente ascendido a Regimiento Talca. Mientras la avenida principal se llama Huamachuco en honor al valor con que se batió el Regimiento Talca en esa batalla.