Santa Isabel: ARGUCIA

En 2002 amansé e inicie el entrenamiento de una hija de Talento que prometía mucho. Como potranca fue lo suficiente bonita para que el Criadero Santa Isabel la inscribiera en una exposición de morfología.

Santa Isabel ARGUCIA hija de Talento en Huachaca por Fausto.
Santa Isabel: ARGUCIA

Sin embargo, como si fuera un presagio de lo que estaba por venir, los alabes del juez terminaron por hacerla de lado por ser excesivamente grande y por ende “afuera de tipo”.  A mi parecer cualquier conformación típica de la raza que está dentro del estándar de altura estipulado por la misma, no se debe despreciar. Pero al aparentemente no tener futuro en las exposiciones, llego a mis manos para hacerle una amansa natural.

Esta hija del afamado triple campeón de Chile, Talento, mostró mucho espíritu en la amansa y rápidamente se entrego a dar más de lo que le pedía con mucho entusiasmo. Ya andando bien durante varios meses, con sensitividad a mi distribución de peso en la montura y las livianas presiones de mis pantorrillas, periódicamente empecé a seguir ganado por los potreros. En un instante, se aglutinaba con el ejemplar escogido y lo seguía a rienda suelta en la dirección y velocidad que era requerido para no perder la pista. Muy rápidamente era claro que Santa Isabel Argucia tenía un gran sentido vaquero.  Cuando comencé a arriar las novillas más lejos de la manada para luego impedir su retorno a la misma con una confrontación frontal, sola, esta hábil potra alazana tostada impedía el paso con rápidos atajos laterales. El ver el deseo tan grande que tenia de dominar la res a pesar de tan poca instrucción, dejé  de trabajarla con el ganado para no sobre exigir una actitud tan valorable en tan poco tiempo.

Eventualmente Argucia se sacó del entrenamiento porque su metro cuarenta y cinco no se prestaba para los tamaños ideales que buscan en los ejemplares de competencia en el Criadero Santa Isabel. Su valioso pedigree la integró a la cría ya que era hija de la excelente yegua de cría Huachaca. Huachaca es conocida por haber dado un Campeón de Chile en Huachaco, caballo que acumulo 634 puntos de rodeo que incluyen 8 victorias.  Sin embargo, es menos conocido que Huachaca también tuvo seis otra progenie que también acumularon puntos de rodeo. Uno de ellos llego 10 veces a cuarto animal y otro acumulo 228 puntos y compitió en Clasificatorios. No es común que una yegua tenga tantos hijos competitivos en las medialunas, pero no es de extrañar cuando uno realiza que Huachaca es hija de la muy apreciada Cortesana.

Cortesana dio varios productos funcionalmente útiles, pero la otra hija que se destacó en la cría es la yegua Panty. Panty es más conocida por producir un hijo de Escorpión que fue bastante habiloso en las medialunas. Este potro nombrado Amaranto, a mostrado ser mucha más interesante como reproductor ya que en el Champion de 2015 estuvo representado por los hijos Payita, Alterado y Cantinero. Sin duda el futuro de este joven padrillo emite mucha esperanza. 

Su Merced, la hija de Rosauro en Panty, sigue mostrando la capacidad productiva al tener hijas con puntos en el rodeo. Otro hijo de Panty, el Escalabroso es el abuelo de la yegua Orgullosa que actúo en el Campeonato Nacional del 2015.  Por lo tanto, Cortesana ha demostrado que su calidad genealógica sigue transmitiendo genes de valor a las generaciones subsiguientes. 

Si bien la Huachaca ha mostrado ser la mejor hija de Cortesana, el ver los padrillos que se cruzaron con ella le da mas merito aun. Antes de su último parto Huchaca fue cruzada con Rebelde, Rosalindo, Rosauro, Esmeril, Rico Raco y Escudo. A pesar que esta lista no acumular nombres de padrillos de primer nivel su productividad fue muy sobresaliente. 

Quizás por esta razón en el Criadero Santa Isabel finalmente la preñaron con un potro de la categoría de Talento. Uno solo se puede imaginar que hubiera producido esta yegua si durante toda su vida  hubiera tenida la fortuna de padrillos de esta categoría. Es de pensar que la buena fortuna que el producto de Talento fue un hembra, hizo que no la arriesgaran en las medialunas. Si había cualquier duda, su altura quizás terminó convenciendo que su lugar era en la crianza. Sin embargo, lo que esta yegua me mostró debajo la montura me permite especular que hubiera tenido un futuro esplendido corriendo las vacas. 

Ya estando en la cría la Argucia tuvo mas respaldo que su madre en recibir la monta de potros comprobados tanto como excelentes padrillos prospectos.  Su primer hijo de Escándalo ya se está usando de padrillo. El ejemplar que le siguió fue un bellísimo hijo de Fantástico y el muy adornado negro llamado Galante fue a dar a Aysén donde rápidamente mostró ser campeón de morfología, pero donde no se le ha dado oportunidad en las medialunas de la región aun. Los demás productos, incluyendo otro hijo de Escándalo que esta entrenando Santa Isabel, aun no tienen edad para aparecer de manera firme en los rodeos. Pero al tener un tercer hijo de Escándalo, otro hijo de Fantástico, un hijo de Acampao, un potrillo por Camorrero, una linda potra alazana de Gallero (Escorpión en la Buscada) y un impresionante hijo de Insolente (Nudo Ciego en Almendra) está claro que el futuro de Argucia alude a algo muy lejano del significado de su nombre.

Con un padre que es considerado uno de los mejores corraleros de todos los tiempos, que como padrillo ha tenido una preponderancia para excelentes hijas y con una madre que se corono con el  galardón más grande posible al producir un Campeón de Chile, Argucia es un volcán de calidad esperando explotar. Además no solo es su madre que da la fuerza genealógica.  Claramente la Cortesana es donde nace esta sangre tan prepotente que proyecta dos grandes reproductoras como Panty y su media hermana Huachaca. 

El periodo tan largo de crianza y entrenamiento que exigen los grandes criaderos para cosechar la capacidad de cada prospecto corralero, hace que demora muchos años para comprobar la calidad reproductiva de los Caballos Chilenos. De suerte tenemos una raza muy longeva y eso nos facilita más años de producción para cosechar los frutos de los animales que muestran ser sobresalientes. Confío plenamente que los años venideros mostraran que la Argucia, hija del triple coronado Champion de Chile Talento y la gran reproductora Huachaca, madre de otro Champion de Chile, reclamará su puesto como la heredera que proyectará estos genes al futuro impactantes de la raza.

RRA