Secretos de la Patagonia: transmitimos mucho de la riqueza de esta región

Carolina compartió con revista Corral Victoria, donde nos cuenta la llamativa historia de su emprendimiento, así como también el importante rol que juega el patrimonio de la Patagonia en él.

Secretos de la Patagonia: transmitimos mucho de la riqueza de esta región

Carolina Cárdenas tomó junto a su marido la decisión de emprender. Tras radicarse en Punta Arenas, viajaron a Buenos Aires, donde Carolina se capacitó en chocolatería fina artesanal. De regreso a la capital magallánica, comenzó a elaborar chocolates desde su casa, lo que con el tiempo evolucionó en la venta a través de un carrito en el terminal de cruceros en el puerto.

Así pasaron sus 4 primeros años que posteriormente le darían vida a Secreto de la Patagonia, emprendimiento que ya cuenta con dos locales en Punta Arenas y en el cual se pueden encontrar exclusivos productos en base a calafate, como mermeladas, miel, chocolate, te, alfajores, entre otros, los cuales no estaban siendo explotados en la zona.

Carolina compartió con revista Corral Victoria, donde nos cuenta la llamativa historia de su emprendimiento, así como también el importante rol que juega el patrimonio de la Patagonia en él.

¿Cómo surge tu emprendimiento Secretos de la Patagonia?

Me casé con un magallánico y a los 12 años de matrimonio decidimos emprender rumbo a Punta Arenas, dejé mi trabajo en Concepción y nos vinimos con 4 hijos.

Acá nació el quinto y ya con 5 niños yo no quería estar en una oficina 8 horas diarias lejos de ellos. Apoyada por mi marido viajamos a Buenos Aires a capacitarme en chocolatería fina artesanal.

Y comencé mi emprendimiento en la cocina de mi casa, luego con un microondas y un refrigerador comprados de segunda mano, habilité una pieza de la casa como taller para la elaboración de chocolates.

En ese tiempo, teníamos un carrito para vender en el terminal de Cruceros en el puerto que funcionaba en la temporada turística y así trabajé en forma muy pequeña los 4 primeros años.

Luego arrendamos una casa con local comercial y nació Secreto de la Patagonia, para ese entonces ya era madre de 6 hijos .Dos años después abrimos una sucursal en Zona Franca.

¿Con qué productos nos podemos encontrar?

Hoy llevo 12 años desde que iniciamos el emprendimiento, partí con chocolates artesanales y pronto me di cuenta que la región era rica en diversos y exquisitos productos como el calafate que no estaban siendo explotados, por lo que comencé a agrandar la variedad de productos, ya no solo en más de 50 sabores diferentes de chocolates, tenemos también mermeladas de Calafate, Ruibarbo, Zarzaparrilla, Grosella, Frambuesa, Frutos de la Patagonia. Miel con Calafate y con chocolate, Vinagre de Calafate, Calafates en escabeche, Jalea de vino y Calafate, Té con Calafate y Té con Ruibarbo, Infusión frutal de Calafate, y de Ruibarbo. Syrup de Calafate, Ruibarbo, Zarzaparrilla, Frambuesa. Alfajores de Calafate, Ruibarbo y manjar…

¿Qué rol juega la identidad y el patrimonio patagónico en tu emprendimiento?

Secreto de la Patagonia es una empresa muy marcada y representativa de la región, hemos querido siempre potenciar lo mejor que tenemos para darlo a los demás, tanto dentro y fuera de nuestra empresa, es por eso que la variedad de productos tan típico nuestro, el trato amable y afectuoso, y los principios rectos y honestos dentro y fuera de la empresa son un sello que se siente.

Nos preocupa hacer las cosas bien, de primera calidad y con una muy buena presentación, es muy importante para nosotros dar lo mejor de cada uno y que sea una empresa que marque camino.

La Patagonia es un lugar puro, único en el mundo, donde hay mucho por hacer, es un lugar que vale la pena conocer…

¿Qué buscan los clientes chilenos o extranjeros? ¿Hay una valoración especial al producto patagónico?

Tenemos mucho turismo en la región, ya que es una zona hermosa de rojos amaneceres, donde resplandecen habitualmente los arcoíris, de mucha fauna silvestre, de Hielos Eternos, donde cada producto de la tierra lucha por dar su mejor esfuerzo para  florecer y  dar fruto. Una región de grande vientos y bajas temperaturas que suelen traspasar los huesos.

Los turistas buscan eso, lo virgen,  natural y silvestre… Cuando llegan a nuestros locales quedan muy felices porque en cada producto atrapamos algo de la Patagonia, que el turista compra y lo lleva a su tierra,  lo sirve en su mesa y puede compartir la experiencia de la Patagonia con los que más ama.

La verdad es que siempre llaman porque quieren comprar otra vez, muy agradados de la experiencia de los sabores nuestros y eso me hace muy feliz.

Creo que se me ha permitido trasmitir a través  de productos ricos y sencillos mucho de la belleza y riqueza de esta región.

¿Cómo ha sido emprender, qué dificultades has encontrado?

Emprender es un camino muy difícil ,  yo lo sentía como empujar una gran carga hasta subir a la cima de una gran montaña… Pero cuando ya llegas comienzas a recibir los frutos de tu esfuerzo, el ver a las personas que trabajan contigo bien, en un buen ambiente laboral, a los clientes atendidos con el cariño que necesitan, el reconocimiento de las personas de la región que recomiendan nuestros productos. El tener hoy un hermoso local propio con una gran sala de elaboración de primer nivel. Son tantas alegrías que dan crédito a la palabra que dice :  ”Lo que siembras cosechas”.

La gran dificultad que he tenido solo ha sido el que se perciba esta forma de trabajo diferente y hoy somos un buen equipo y muy consolidado, no solo damos trabajo a las personas contratadas por nuestra empresa sino a más de 50 recolectores temporeros, pequeños agricultores ,artesanos y estudiantes…Son parte de los lindos Frutos.

¿Qué objetivos tienes en el mediano plazo?

Nuestro objetivo en el mediano plazo es lograr estandarizar todos nuestros procedimientos para así asegurar en el tiempo la calidad de los productos, la eficiencia, y la buena atención de  los clientes.

Además queremos salir de la región y llevar a otras regiones parte de la maravillosa experiencia de la Patagonia,  logrando tener presencia a nivel nacional.

¿Dónde podemos encontrar tus productos?

Hoy tenemos en Punta Arenas dos sucursales, Ignacio Carrera Pinto 245, y Zona Franca módulo central, pero si vienen como turistas probarán nuestros productos en el Crucero Antárctica XXI, hotel Rio Serrano, varios hostales y restoranes de la región, en tiendas de souvenir tanto en Punta Arenas, Puerto Natales, Puerto Williams. En viña y en Santiago local Emporio  Austral.