Sergio Ferrada, director de Radio San Miguel: la música chilena es nuestra identidad, es nuestro idioma, nuestros sueños y esperanzas

Radio San Miguel nace como una iniciativa de instalar el primer medio de comunicación ciudadano en una de las comunas con mayor  tradición e historias de la Región Metropolitana.

Sergio Ferrada, director de Radio San Miguel: la música chilena es nuestra identidad, es nuestro idioma, nuestros sueños y esperanzas

¿Cómo surge la radio?

Radio San Miguel nace como una iniciativa de instalar el primer medio de comunicación ciudadano en una de las comunas con mayor  tradición e historias de la Región Metropolitana, en 120 años de vida, San Miguel nunca había tenido su propio medio de comunicación ciudadano, lo que nos llamaba fuertemente la atención, ya que comunas vecinas desde sus inicios y por más de dos décadas han tenido diversos medios de comunicación circulando, como revistas, radios y canales de TV comunitarios.

San Miguel es la comuna emblemática de la zona sur por su desarrollo inmobiliario e infraestructura, sin embargo cada día con menos presencia en sus organizaciones, tradiciones y cultura., nosotros decimos que nuestra comuna crece y crece hacia las nubes, sin embargo se achican los corazones, y para esto que consideramos importante la creación de un medio comunal, para difundir valores, identidad, información comunal y nuestra cultura.

Como en todas las comunas acá solamente existe un periódico municipal con dos o tres ediciones al año con solo 6 a 8 páginas por edición, donde solo alcanza un poco de información municipal, a esto le agregamos su web poco amigable y también con solo información de la gestión municipal, por lo tanto las voces de los casi cien mil habitantes se mantenían mudas. Con Radio San Miguel On Line y nuestro portal web www.radiosanmiguel.cl estamos trabajando para cambiar lo establecido y a través de nuestras señales difundir el quehacer de las organizaciones deportivas, culturales y sociales. Por nuestra señal educamos, con cápsulas de identidad comunal, cápsulas de los Derechos Humanos, entretenemos con programas misceláneos e informamos del acontecer comunal a través del matinal, y por sobre todo sensibilizamos a la comunidad con campañas sociales como la campaña que tenemos por la igualdad de género y la violencia contra la mujer.

Pero lo más importante, la radio la hacemos comunicadores populares, comunicadores sociales de la propia comuna, acá en más de dos años ya hemos formado a varios radialistas apasionados, quienes este mes de marzo comenzaron con la nueva parrilla y la programación del año 2015. “Somos la nueva onda comunal, una señal con actitud”.

¿Cómo ha sido el camino a la consolidación como medio comunal?

En todas las publicaciones mundiales sobre medios de comunicación se señala que la unión entre Municipio y Medio de Comunicación Local debe ser fuerte  y de mutuo apoyo para el beneficio de la comunidad. Hace varios años la Unión Europea dictaminó que todos sus países deben por ley apoyar y subvencionar a los medios comunitarios, ya que estos son los únicos que siguen entregando educación, campañas sociales y mantienen la cultura e identidad de los países, comunas y barrios. Para nosotros y como suele suceder en la mayoría de los casos de medios locales en Chile, el camino ha sido difícil y complicado en lo que ha mantención se refiere, en nuestro caso específico con cero ayuda e interés por parte de la autoridad comunal, con decirles que desde el año 2010 tres veces hemos presentado nuestro proyecto, estuvimos presentes en todas las actividades comunales entre el 2012 y 2014 transmitiendo incluso en vivo y en directo el Desfile Comunal del año 2013 y el Festival de Jazz que realiza el municipio y aun así nada, cero apoyo e interés. Un ejemplo claro de aquello, es que comenzamos nuestro proceso para obtener la Personalidad Jurídica a principios del 2014 y con ello poder postular a Fondos Estatales y recién la obtuvimos en octubre del mismo año luego de una carta reclamo que hicimos llegar al Alcalde, 9 meses se demoró el trámite siendo que lo normal en otros municipios es de un mes. Lo más complicado es poder mantenerse, pagar los gastos de arriendo, electricidad, Internet, los básicos y caja chica y eso lo estamos resolviendo con cuotas mensuales de cada integrante y voluntario que participa en la Radio.

A esto tenemos que sumar que aún seguimos siendo un medio On Line, las concesiones radiales para frecuencia abierta siguen estancadas, el 2010 se promulgo la nueva Ley de Radio Comunitaria, sin embargo el Gobierno de Piñera no la implemento y recién este nuevo gobierno está trabajando en ello con el grave problema de tener cerradas las concesiones, lo que nos ha complicado ya que gran parte de nuestra comuna aún no masifica el uso del Internet para escuchar radio y si este medio no es masivo cuesta tener auspicios. Sin embargo esto no nos desalienta, la llegada en la comunidad, con las organizaciones e incluso con algunos Concejales ha ido creciendo y ya podemos decir que somos un medio y organización reconocida  para la comuna y eso es lo que nos motiva para seguir adelante día a día. Por razones económicas estuvimos sin transmitir entre noviembre del 2014 y febrero del 2015, pero ya en marzo retomamos nuevamente las transmisiones y nuestros programas solo por el apoyo de la comunidad, con completadas, con auspicios nuevos, incluso con aportes importantes de algunos integrantes para sacar las transmisiones al aire y eso habla bien de que los objetivos y metas son los indicados para beneficiar a la comunidad.

¿Cuáles son los temas que preocupan a la comuna?

Hay tres temas muy importantes para la comunidad  el día de hoy, muy sensibles y que no están siendo tomados en cuenta por las autoridades y son los mayores reclamos que tenemos en cada programa y entrevista que realizamos.

Lo primero que uno escucha de los vecinos y vecinas en nuestra radio y cuando andamos en terreno es, que “el Llano no es San Miguel” y esto tiene su sentido, desde hace muchos años casi el 90% de las actividades que realiza la municipalidad solo la realizan en la plaza del Llano frente al edificio consistorial y esto tiene su malestar ya que la comuna es bien amplia en territorio y superficie, para el sector sur poniente y sur oriente el Llano queda muy retirado y es un gasto en locomoción, lo que para aquellas familias es complicado el día de hoy el pago del transporte, son sectores populares donde cada peso vale, y lo otro que cada día estas personas y vecinos se sienten discriminados, ya que solo se vende la imagen de una comuna de elite, siendo que somos una comuna de trabajadores, de lucha social y política, de organización comunitaria.

Lo segundo que escuchamos y se repite constantemente y de ahí el lema que contamos anteriormente “hoy San Miguel avanza creciendo hacia el cielo, pero mata la vida de barrio”, sin duda nadie está en contra del progreso, pero cuando este es grotesco pasa lo que está pasando en nuestra comuna, una cantidad impresionante de edificios donde las inmobiliarias se están haciendo la américa en perjuicio de la destrucción de  barrios,  barrios cívicos, con historias, donde cada día se hecha a bajo un patrimonio de nuestra identidad, de nuestra historia.

Esto ha provocado el nacimiento de una decena de movimientos ciudadanos que están difundiendo y luchando contra este problema que sin embargo vemos que no tiene una pronta solución. Esto no solo contribuye en matar esa vida de comunidad, también ha provocado una inundación de vehículos impresionante, solo un ejemplo: Donde antes habían dos casonas, dos familias con 2 a 4 autos, ahora hay un edificio de 21 pisos con 80 vehículos y si eso lo multiplicamos por cada uno de los edificios que tenemos podemos ver que el parque automotriz es infernal en nuestra comuna provocando caos en horas puntas y no por nada nuestra comuna es de las tres donde más robos de auto hay en el país, ya que una gran cantidad de ellos quedan en las calles por no haber estacionamientos.

El tercer problema es el nulo apoyo a las organizaciones deportivas y culturales de la comuna. La gestión local no cuenta con una política deportiva ni cultural y eso lo vemos reflejado en muchos ejemplos; De la zona sur San Miguel es la comuna que recibe el mayor aporte de recursos económicos por conceptos de patentes, pagos de aseos, etc. Sin embargo solo cuenta con un departamento de cultura siendo que las comunas aledañas todas ya cuentan con Corporaciones Culturales y sendos teatros y espacios con fondos culturales para las organizaciones, acá nada de nada. Lo mismo pasa en el Deporte, acá solo tenemos un departamento de deporte siendo que nuestros vecinos cuentan con Corporaciones Municipales de Deporte, con Estadios terminados y por terminar, y acá solo tenemos dos estadios con canchas de tierra y mal trechos, uno administrado por el estamento municipal y otro por un club deportivo que lucha solo sin ayuda municipal. Y a todo esto que el problema para constituirse como organización es para todos lo mismo, meses y meses en el trámite. Para que hablar de fondos concursables municipales para la cultura y el deporte, acá no tenemos, no existen,  a diferencias de las otras comunas que si tienen todos los años. Sin embargo, esto nos ha dado la posibilidad de aprender a auto gestionar, de colaborarnos entre todos y todas para sacar nuestros sueños adelante.

¿Valoran los habitantes el patrimonio de la comuna?

Sí, sobre todo con lo que contamos anteriormente, el patrimonio quizás se toma en cuenta cuando este corre peligro y como acá el patrimonio inmobiliario histórico lo están destruyendo, pena mucho en la comunidad y esta reacciona, reacciona con creación de movimientos sociales, movilizaciones ciudadanas, en las redes sociales, en los medios de comunicación.  En este sentido no todo es malo en el trabajo municipal, acá se tiene un muy buen trabajo con nuestro patrimonio inmaterial, sobre todo con las organizaciones, artesanos y personas de pueblos originarios, ayudándolos en su difusión, talleres y micro emprendimientos. Claramente como medio hemos contribuido a que nuestros habitantes, auditores y lectores puedan valorar y participar de las diferentes actividades que convocan tanto estos movimientos, como organizaciones y el mismo municipio.

¿Qué espacio tiene la música chilena en la radio?

La música chilena es un punto esencial dentro de nuestro existir como medio de comunicación. En nuestra línea editorial el 80% de la música que transmitimos es nacional y de ese porcentaje casi la mitad es de músicos emergentes y locales. Decimos que si nuestros objetivos son educar y culturizar, esto lo tenemos que hacer con nuestros contenidos, con nuestra constancia y por sobre todo con nuestra música, y la música chilena es nuestra identidad, son nuestras historias, es nuestro idioma, nuestros problemas, sueños y esperanzas, y eso hoy en día los jóvenes lo asumen y cada vez son más los auditores de radios que buscan música chilena, no por moda del momento, sino porque están más comprometidos con lo nuestro.

¿Qué opina de la ley del 20% de música chilena?

La ley para nosotros es muy buena desde el sentido que abre la posibilidad de obligar de alguna forma a los medios comerciales y de las empresas transnacionales a programar nuestra música en un país donde no tenemos políticas culturales ni de comunicación. Hoy todo se rige por algunas leyes, por el mercado y el rating y en este sentido sin esta ley iba a ser imposible que estos medios pusieran música chilena voluntariamente como lo hacemos las radios comunitarias o locales, incluso no olvidemos la contra campaña masiva en todas sus frecuencias y en canales de TV pagada que no les resultó. Primó lo que debía ser y existe en una gran cantidad de países del mundo, inclusive con porcentajes aún mayores entre el 40 y 80 por ciento de música nacional. Lo malo fue la demora, recordemos que el año 2004 se promulgó la ley 19.928 sobre el Fomento de la Música Chilena con el fin de potenciar los valores de la identidad de nuestro país, luego el 2009 se presentó esta ley donde los medios radiales debieran emitir al menos una quinta parte de música chilena, ósea, el 20%, casi 6 años después fue promulgada este marzo del 2015, casi 6 años para que nuestras autoridades tomaran conciencia de lo importante que era esta ley para nuestra cultura e identidad, no solo para los músicos. Lo otro malo se supone tendría que pasar cuando se implemente, en esta sociedad donde el mercado arrasa con todo, y con tan solo un pequeño porcentaje para los músicos emergentes e independientes en esta ley, suponemos que los programados serán los mismos de siempre y que pertenecen a sellos discográficos nacionales y extranjeros, quienes son los del poder como se señala en el mundo  de los músicos independiente. Por último el 20% para nosotros es muy mezquino, debería haber sido como la ley que se aprobó hace algún tiempo del 40% de producción nacional en la Televisión abierta, por lo tanto sigue el trabajo, no quedarnos tranquilos y movilizarnos para que en un tiempo renovemos esta ley y buscar un porcentaje mayor para el bien de nuestra cultura nacional.