Socos y el combate de Salala: La victoria patriota del norte

El Combate de Salala fue un enfrentamiento armado ocurrido en el marco de la Guerra Independentista de Chile. Tuvo lugar el 12 de febrero de 1817, el mismo día que el general San Martín obtuvo la victoria de Chacabuco, en un sector que se conoce en la actualidad como Socos, en Ovalle.

Socos y el combate de Salala: La victoria patriota del norte

El Combate de Salala fue un enfrentamiento armado ocurrido en el marco de la Guerra Independentista de Chile. Tuvo lugar el 12 de febrero de 1817, el mismo día que el general San Martín obtuvo la victoria de Chacabuco, en un sector que se conoce en la actualidad como Socos, en Ovalle.
 
En aquella batalla se enfrentaron las fuerzas patriotas del Ejército Unido, formado por tropas argentinas del Ejército de Los Andes y miembros del Ejército de Chile, al mando del capitán chileno Patricio Cevallos, contra el Ejército Real de Chile, comandado por el Coronel Manuel Santa María, que gobernaba la Intendencia de Coquimbo.
 
Patricio Cevallos, era uno de los hombres del comandante Juan Manuel Cabot, quien salió del Campamento del Plumerillo en enero de 1817, con el objetivo de tomar La Serena y el Puerto de Coquimbo.
 
El 10 de febrero de aquel año, Cabot junto a su destacamento, tomaron los caminos que unían La Serena con Santiago. Paralelamente, las autoridades serenenses se dieron a la fuga rumbo a la capital. Ante ello, Cabot ordenó a Cevallos que junto a cien hombres se adelantaran para ocupar los caminos por donde el enemigo pudiera huir a la capital.
 
Los españoles realistas de La Serena, paralelamente, arribaron a la localidad de Barraza, una aldea situada al sur del río Limarí. También lo hicieron las fuerzas de Ceballos, provocándose un enfrentamiento que terminó con el repliegue de las tropas realistas a Salala.
 
Ceballos junto a la Legión Patriótica y locales de la zona que se unieron en el camino, apresuraron el paso para encontrar a las tropas realistas y batirlas lo antes posible.
 
El Ejército Real de Chile, al mando de Santa María, había salido de La Serena hasta los llanos de Salala cerca de Socos para agruparse y tomar un pequeño descanso. El 12 de febrero a las 9 de la mañana fueron sorprendidos por sorpresa, tras una leve resistencia, el coronel Santa María mandó a cesar el fuego para posteriormente entregarse.
 
El triunfo patriota conllevó al nombramiento de nuevas autoridades, lo que abrió las puertas a la liberación de la región. Con esto, el 15 de febrero de 1817 las fuerzas patriotas entraron triunfantes a La Serena.
 
De la misma forma que hizo Cabot en esa provincia, el capitán Francisco Zelada y el comandante de milicias Nicolás Dávila partieron de La Rioja, atravesaron los Andes por el paso de Comecaballos, y guiados por Mateo Larraona, uno de los voluntarios chilenos, el mismo 12 de febrero se adueñaron por sorpresa de Copiapó quedando de esta forma todo el norte de Chile en manos patriotas.
 
Actualmente, en la localidad de Socos, existe un monolito que recuerda a los chilenos que lucharon en esta etapa previa a la Batalla de Chacabuco. Un hecho que marca la historia de Chile y que ocurrió en lo que es hoy, la comuna de Ovalle. Esto motiva a que cada año el Instituto O’higginiano local conmemore esta etapa importante de la Independencia de Chile.