Súmate a la campaña yo tb me la juego x Chile

Queremos que todos los chilenos digamos con fuerza que mojamos y queremos mojar la camiseta hasta tener que estrujarle el sudor del esfuerzo, la lealtad, la alegría y el sacrificio.

Súmate a la campaña yo tb me la juego x Chile

Recorriendo Chile de norte a sur es impresionante encontrarse con hombres y mujeres que desde sus propias capacidades y posibilidades hacen un gran aporte al bien de su familia, de su comuna y de este modo al bien del país. Testimonios de entusiasmo, de alegría, de sacrificio, de lealtad, de gran espíritu emprendedor.

Hombres y mujeres que en diversas profesiones y oficios se “sacan la mugre” por el bien de los demás, quienes le dan un impulso al país y nos motivan a ser cada vez más como ellos.

Ante el ejemplo que dan hoy y que han dado en el pasado todas estas personas nos parece muy claro que los privados también tienen un rol público, que también pueden aportar al bien de todos y desde sus ideas y esfuerzo son fundamentales para ello.

Existe hoy una tendencia que trata de oponer Estado y privados. Unos exaltan al Estado como el único que puede velar por el bien del país, otros dicen que son los privados. Pero en realidad el bien del país les toca a ambos tanto a los que trabajan en el servicio público como a los privados. En el Estado trabajan personas y los privados son también personas, somos una comunidad de personas y no estamentos separados que buscan sobrevivir a punta de peleas. La Sociedad Chilena es una realidad de la que todos formamos parte por lo tanto cada uno tiene una responsabilidad sobre ella.

Ante esta realidad surge la idea de una campaña para crear conciencia en las personas y que internalicemos que cada uno es también responsable (según sus capacidades) de cuidar lo de todos y que, por lo tanto, los privados también tienen un rol público.

La campaña se llama «yo también me la juego por Chile» porque queremos que todos los chilenos digamos con fuerza que mojamos y queremos mojar la camiseta hasta tener que estrujarle el sudor del esfuerzo, la lealtad, la alegría y el sacrificio, que la garra que nos ha caracterizado en muchos momentos de nuestra historia salga con fuerza por el bien de todos que también es parte del bien de cada uno.