Talcahuano, el cielo tronador del Bío Bío

Uno de los puertos más importantes del país, su nombre proviene de un importante guerrero que habitaba la península de Tumbes, Talcahueñu (tralcam wenu), nombre mapudungun que significa «Cielo tronador», que también era utilizado por los mapuches que habitaban la isla Quiriquina, por lo que los españoles siguieron designando a esta zona de la misma manera. 

Talcahuano, el cielo tronador del Bío Bío

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que Talcahuano concentra importantes capítulos de la historia de Chile. Son muchos los hitos que podrían destacarse, como por ejemplo que su nombre está dado por el guerrero mapuche Talcahueñu, lonco principal de Tumbes de mediados del siglo XVI, cuyo nombre en mapudungun significa “Cielo Tronador”, un gran guerrero que dirigió a sus huestes como un verdadero estratega, y que es reconocido como tal por Alonso de Ercilla en su obra La Araucana (Canto XXI). Hacia 1544, Juan Bautista Pastene había reconocido estas costas, bautizando la península como Tumbes, por su similitud físico ambiental desde el mar con la región ubicada al sur de Ecuador. 

Luego del terremoto que destruyó Concepción en 1751, se designó a los ingenieros militares Juan Garland y Ambrosio O'Higgins para que evaluaran nuevos sitios de emplazamiento, recomendando la fundación de un puerto en Talcahuano para la defensa militar de la nueva Concepción, ubicada en el valle de la Mocha. Así Talcahuano recibe su título de puerto, el 5 de noviembre de 1764, puerto que años después tendría un papel preponderante en nuestra independencia luego que José Miguel Carrera se apoderara de la ciudad, para establecer un punto estratégico para impedir la llegada de fuerzas realistas. 

Tras ser reconquistada por los españoles, el general O'Higgins dispuso el asalto de Talcahuano, instalando su campamento en el sector del Morrillo de Perales, donde según dice la tradición oral (Biblioteca del Congreso) se firmó el Acta de la Independencia de Chile en 1818 “sobre un tambor en las alturas denominadas todavía Los Morrillos de Perales, lugar donde estaban situadas las avanzadas del ejército patriota y desde los cuales se dominaba uno de los accesos de Talcahuano”. Una copia de este documento estaría bajo los muros del fuerte de Talcahuano.

Como consecuencias de la guerra por la Independencia, Talcahuano tuvo que soportar las consecuencias de otro terremoto y maremoto el 20 febrero de 1835, afectando la costa de Tumbes. Charles Darwin, quién llegó a Talcahuano 13 días después del terremoto, refiere que en ese puerto las olas del mar lanzaron un cañón de cuatro toneladas cinco metros fuera de la fortaleza.

Posteriormente, desde 1895 la Armada construyó un dique seco, para la atención de naves, un segundo dique se le sumó en 1924. Al llegar el siglo XX, Talcahuano se convirtió en un puerto pesquero e industrial, relegando su pasado militar a las instalaciones de la 2ª Zona Naval. Sucesos importantes se desarrollaron en este puerto en 1931, debido a la sublevación de la marinería, que luego estableció la República Socialista en Chile (1932). 

Más tarde, en 1946, se instala la Compañía de Acero del Pacífico con la construcción de la planta de Huachipato, encendiendo sus hornos por primera vez en 1950. Llegan otras industrias como INCHALAM e Indura (industrias metalmecánica), además de Cementos Biobío. En 1960 se instala la industria naviera Astilleros y Maestranzas de la Armada, ASMAR, que presta servicios de reparación y construcción de maquinarias y buques pesqueros y de dotación militar. Ese mismo año, el terremoto causa gran destrucción en la ciudad y sus instalaciones portuarias. 

Finalmente, remontándonos a tiempos actuales, el terremoto y maremoto de febrero del 2010, inundó el centro de la ciudad, además de sectores poblacionales, embarcaciones militares y pesqueras, contenedores, los que quedaron dispersos en la ciudad a cuadras de la costa. La Base Naval, ASMAR y otras industrias pesqueras resultaron seriamente dañadas, Huachipato debió paralizar su producción por meses; las caletas Tumbes, El Morro y Puerto Inglés fueron arrasadas