Tucapel, el centro comercial de indígenas y españoles

El lugar que ocupa actualmente la ciudad, fue escenario de la batalla que le costó la vida a Pedro de Valdivia antes de su fundación y casi tres siglos después se convirtió en el lugar más importante para realizar transacciones entre ambos pueblos.

Tucapel, el centro comercial de indígenas y españoles

El fuerte San Diego de Alcalá de Tucapel se fundó el 13 de noviembre de 1724 para proteger a los valles centrales, donde se encontraba la mayor parte de la población española, de los indígenas, y si bien estuvo durante años inconcluso, sirvió como guía para formar la ciudad.

El fuerte contaba con una dotación militar permanente, una iglesia y un sacerdote, por lo que había una base administrativa permanente que posibilitó la permanencia de los colonos españoles en la zona. El sitio también sirvió como lugar de intercambio comercial entre ambas poblaciones, especialmente entre octubre y marzo, donde intercambiaban alimentos, pieles de animales y productos textiles. 

El cambio más relevante de la historia de Tucapel se registró en 1855, cuando se ordenó el traslado de toda la población e infraestructura al lugar que ocupa en la actualidad, se esta forma se utilizó un sitio más amplio y acorde con las necesidades de crecimiento que experimentaba la ciudad. Esto posibilitó que hacia 1870 la ciudad contara con tres edificios públicos, 750 habitantes, 90 casas de particulares y una buena infraestructura vial.

El desarrollo de Tucapel también permitió que fuera la capital comunal, situación que cambió cuando la municipalidad fue trasladada al pueblo de Huépil en 1970. Esta localidad nació en 1906 como una estación de ferrocarriles, cuyo auge comenzó con el aumento del tránsito de pasajeros y de carga por el lugar y la cercanía con importantes haciendas de la zona. 

La estación también permitió la instalación de los servicios de telégrafo, correos y la primera escuela, todo lo anterior propició el desarrollo del comercio. 
A pesar de que la ciudad se fundó en 1724, de acuerdo a los datos oficiales de la Municipalidad, con la construcción del fuerte; en 1533 el lugar fue escenario de la Batalla de Tucapel, que enfrentó a los mapuches, liderados por el cacique Lautaro, con los españoles que llegaron durante el período de la Conquista bajo el mando de Pedro de Valdivia. El enfrentamiento significó la primera gran derrota para el ejército español y el empoderamiento de los indígenas, que luego lograron capturar a Pedro de Valdivia y no le perdonaron la vida.