Un clásico imperdible: la Fuente Alemana

La fuente original está ubicada en Alameda 58, un poco más abajo de Plaza Italia. En 1998 se abrió una sucursal en Avenida Pedro de Valdivia 210. Abren de lunes a sábado, en horario continuado de 10:00 a 23:00 horas.

Un clásico imperdible: la Fuente Alemana

Es un clásico de clásicos con más de 40 años de historia, con la característica de haberse mantenido igual, con el paso de los años. Escondido tras un paradero de micros en la Alameda se encuentra La Fuente Alemana, sencillo local de “estilo alemán” que es parte de nuestra memoria colectiva.

Durante su historia ha ganado en varias ocasiones el título del mejor restaurant de sándwich de Santiago. La fuente original está ubicada en Alameda 58, un poco más abajo de Plaza Italia. En 1998 se abrió una sucursal en Avenida Pedro de Valdivia 210. Abren de lunes a sábado, en horario continuado de 10:00 a 23:00 horas.

El local, perteneciente a los hermanos Siri nace a principios de los años 60, cuando compraron y le cambiaron el nombre a un restorán llamado “La Predilecta”. Adentro de la sanguchería se encuentra un mesón en U donde se sientan los comensales.

Al interior de esta U se ubican un grupo de amables señoras listas para recibir, preparar y entregar el preciado pedido. Entre sus especialidades están los lomitos, churrascos, gordas y rumanos. Su secreto está en lo “natural – casero”, pan hecho por ellos, no hay kétchup sino una excelente salsa de tomates preparada en el local al igual que la mayo. Aparte de los excelentes sánguches que se pueden degustar, hay una reducida “carta” de platos que dan para hablar.

Repasando sus especialidades nos encontramos con el Lomo Italiano, en pan frika. El pan como ya mencionamos es casero, de buen porte, blando y con la consistencia necesaria para recibir todos los ingredientes sin colapsar. Los ingredientes (palta, tomate, mayo) de excelente calidad. El lomo, de corte delgado, lo mantienen tibio en su jugo dentro de esas “canastas” de acero inoxidable.

Continuando con sus especialidades está el Rumano, que es una hamburguesa hecha de carne de vacuno y cerdo. Está aliñada con bastante ajo y otros aliños. El acompañamiento italiano le da una suavidad bastante agradable al sándwich, lo que lo hace muy recomendable. La calidad del pan, los ingredientes y su proporción son iguales al del lomito italiano.

Finalmente nos encontramos con el Hot dog Italiano. La fuente Alemana también destaca por la calidad de sus embutidos y la salchicha no es una excepción. El pan también es casero y con las mismas bondades mencionadas en los otros sánguches, la salchicha aparte de su gran sabor esta dorada a la plancha, por lo que resalta aún más.

Si bien no es una picada barata es un clásico. La Fuente Alemanda es un lugar sencillo, muy agradable y de excelente calidad. Es ideal para pasar un buen rato con la familia y amigos y probar sus buenos sánguches, llegue con anticipación o vaya dispuesto a esperar, porque tiene una alta demanda.