Un liberal de tomo y lomo: Diego Barros Arana

Autor de la “Historia General de Chile”, su obra más importante, escrita en 16 volúmenes entre 1881 y 1902, Diego Barros Arana, es sin duda uno de los historiadores y educadores más destacados de nuestro país.

Un liberal de tomo y lomo: Diego Barros Arana

Nació en Santiago el 16 de agosto de 1830, este escritor, historiador y político chileno, hijo de un comerciante de profesión, fue estimulado tempranamente por su padre en su afición por la literatura, las humanidades y la historia. Si bien fue educado en una familia tradicional y católica, su pensamiento se volvió liberal y positivista influenciado por los cambios ideológicos que se producían en el mundo en el siglo XIX, llegando a ser considerado el más destacado de los historiadores chilenos del siglo XIX. 

Liberal, se educó en el Colegio de San Agustín y luego en el Instituto Nacional, donde conoció a Francisco Bilbao (la Sociedad de la Igualdad). Aunque no concluyó sus estudios por motivos de salud, continuó cultivándose por sí mismo en la historia, la filosofía y las ciencias.

Ya a los 19 años publicó el ensayo Vicente Benavides y las campañas del sur. Fue profesor de historia en el Instituto Nacional, del que llegó a ser rector (1863-1873) impulsando una reforma orientada hacia el establecimiento de una educación con base científica y orientada por los principios laicos. Su notoria labor educacional se repartió entre la enseñanza y la investigación. Como producto de esta última escribió la Historia de la Independencia de Chile (1854-1858), mérito por el cual pasó a ser miembro académico de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile. Desde 1855 fue miembro de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Chile tiempo en el que evaluó negativamente la formación religiosa en Chile, decano de la misma Facultad en 1871 y Rector de la Universidad entre 1893 y 1897. 

Opositor al gobierno conservador de Manuel Montt, debió expatriarse y viajó por América, Gran Bretaña, España y Francia, donde recopiló valioso material para su monumental Historia general de Chile de 16 volúmenes, y escrita entre 1884-1902, obra marcada por el anticlericalismo. Se destacaba por exponer con imparcialidad los hechos históricos, sin interpretaciones ideológicas.

Convencido de que debía prestar servicio a la nación, como político liberal fue diputado entre 1855 y 1873. Además ocupó cargos diplomáticos en el Imperio de Brasil y la República del Plata y debido a su erudición en materias históricas y geográficas, sirvió en los gobiernos de Federico Errázuriz Zañartu (1871-1876) y Aníbal Pinto (1876-1881) como ministro plenipotenciario y perito en la Comisión de Límites con Argentina desde la década de 1870, debiendo hacer frente a la cuestión de límites sobre la Patagonia entre Chile y Argentina. Luego de la intrincada gestión diplomática que abarcó los tiempos de la guerra del Pacífico y terminó con el tratado de 1881 entre ambos países, expresó en una misiva al ministro argentino de Relaciones Exteriores, Bernardo de Irigoyen: "La parte modesta que he tenido en estos arreglos ha podido procurarme no pocos sinsabores. Bien recompensado estoy, cuando veo allanadas todas nuestras dificultades y afianzada la paz de dos naciones que estuvieron unidas en los días solemnes de su historia...".

Fiel a su ideología liberal, en 1891 fue opositor al presidente José Manuel Balmaceda, razón por la que irónicamente debió esconderse en la Iglesia de la Recoleta Dominica al estallar la guerra civil del 91. Pasada la guerra civil, bajo el gobierno de Jorge Montt se reintegra a las actividades académicas y reasumió la representación de Chile en la comisión de límites que realizó la demarcación de los mismos tras el Tratado de 1881. En 1902, enfermo, se retiró de la vida pública y dedicó sus últimos años a escribir. Otras obras históricas suyas son: El general Freire (1852), Las campañas de Chiloé (1856), Colección de historiadores de Chile (1863), Historia de la guerra del Pacífico (1880), La cuestión de límites entre Chile y la República Argentina (1898) y Obras Completas (1908 y 1913).

Luego de una grave enfermedad, Diego Barros Arana fallece el 4 de noviembre 1907 a los 77 años de edad. 

Fuentes:

• http://www.biografiasyvidas.com/biografia/b/barros_arana.htm
• http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-583.html