Un pedazo chico de Chile

el 21 de Mayo de 1929 se funda Chile Chico, recibiendo este nombre por ser un pedazo chico de Chile, ubicado a espaldas de la cordillera de Los Andes. 

Un pedazo chico de Chile

Históricamente caracterizado por ser uno de los pueblos más antiguos de la región de Aysén, Chile Chico tuvo a sus primeros habitantes en el año 1905, cuando Manuel Jara y Pedro Maldonado llegaron en búsqueda de tierras “orejanas” para ocupar.

Estos colonos junto a los que más tarde llegarían a la zona se establecen repartiéndose las tierras en forma armónica y según sus capitales. En 1914 los colonos logran que el Estado de Chile, a través de la Oficina de Tierras y Colonización de Punta Arenas, le otorgue el permiso de ocupación.

Cuatro años más tarde llega a la zona Carlos von Flack, quien había obtenido las tierras en un remate efectuado en diciembre de 1917. Lo acompañaba un grupo de carabineros del Ejército, quienes notifican a los pobladores que deben desalojar las tierras a la brevedad y que sus animales serán tasados y pagados en Puerto Montt.

Uno de los habitantes llamado Antolín Silva Ormeño, en un encendido discurso convence a los hombres de no entregar sus tierras y de presentar resistencia. Los colonos se organizan y cuando vuelve von Flack y un numerosos grupo de uniformados, son repelidos con energía por los habitantes de la zona.

Uno de los colonos, don Belarmino Burgos, evadiendo a las tropas de carabineros sale de la zona y logra viajar a Buenos Aires donde se entrevista con el entonces Presidente de Argentina don Hipólito Irigoyen, quien lo escucha y lo atiende. Irigoyen da a conocer a su colega de Chile lo que le cuenta Burgos y además da a conocer los informes del jefe de las tropas argentinas, que en un número de 200 hombres habían venido a apoyar a los carabineros atendiendo una petición del gobierno de Chile. El Capitán a cargo de esas tropas se da cuenta de que en realidad los pobladores solo reclamaban el legítimo derecho de vivir en su Patria y que el supuesto dueño solo perseguía el lucro para él y sus socios.

Vencidos los carabineros se retiran y los pobladores continúan sus trabajos habituales. En 1928 llegan los tres primeros funcionarios públicos y allí comienza a gestarse el nacimiento de este pueblo.

Don Manuel Jara dona un pedazo de su campo para hacer una villa, se traza el pueblo, trabajo que realiza don Santiago Ericksen, y entre todos construyen una escuela y una casa para la profesora.

Así, el 21 de Mayo de 1929 se funda Chile Chico, recibiendo este nombre por ser un pedazo chico de Chile, ubicado a espaldas de la cordillera de Los Andes. Poco a poco el pueblo recibe nuevos habitantes, se comienza la construcción de casas, se instalan comerciantes, llegan embarcaciones a navegar en el lago, lo que permite colonizar toda la zona del interior del Lago Buenos Aires. Pasan los años y el pequeño pueblo se expande.