Una educación diferencial entre hombres y mujeres según Gabriela Mistral

Con la publicación de “Lectura para mujeres” y posteriormente en España, “Ternuras”, Gabriela Mistral une dos grandes pilares manifestados en su obra: la educación y la mujer, siendo por esto el que en no pocas descripciones biográficas se le indique como feminista y promotora de la educación diferencial. 

Una educación diferencial entre hombres y mujeres según Gabriela Mistral

Lucila de María Godoy Alcayaga era el nombre con el que fue bautizada la conocida poeta chilena Gabriela Mistral.

Nace a finales del siglo XIX, en 1889 en el valle del Elqui y ya desde su adolescencia le llamó profundamente la atención la educación. Se conoce que a los 15 años, por influencia de su hermana, partió de ayudante en la Escuela de La Compañía Baja y cuatro años después, como maestra en La Cantera. Con toda esta precoz experiencia, sin embargo, no pudo partir su deseo de ingresar a la Escuela Normal de Preceptoras de La Serena por algunos escritos suyos que habían causado algún revuelo en las cercanías de la nortina ciudad.

Mistral no detuvo allí su deseo de contribuir a la educación de los niños de Chile y partió a una gira por diferentes escuelas del país, conociendo en esta aventura a Pablo Neruda.

Como sucede algunas veces, lo que no es valorado dentro del país, sí lo es fuera y con Gabriela Mistral no fue la excepción. En 1922 el Ministerio de Educación de México a través del poeta José Vasconcelos la invitó a colaborar en la reforma educacional del país norteamericano. Es en este periodo en el que una de sus publicaciones la lleva a ser reconocida a nivel internacional: “Desolación”; y donde salta a escena nuevamente, un escrito suyo reeditado en México llamado “Lectura para Mujeres”. En aquel escrito, la poeta chilena, a partir varias prosas y poesías, daba a conocer una intuición que la acompañó desde sus primeras experiencias en la educación: las diferencias y necesidades pedagógicas en la enseñanza de hombres y mujeres.

Así, Gabriela Mistral intuye algo que en años posteriores se tomará muy en consideración en las varias teorías educativas como es la diferencia en los crecimientos, los ideales y por sobre todo, el llamado “espiritual” de una mujer a poder ser madre.

“He observado en varios países que un mismo Libro de Lectura se destina a hombres y mujeres en la enseñanza primaria y en la industrial. Es extraño: son diferentes los asuntos que interesan a niños y niñas. Siempre se sacrifica en la elección de trozos la parte destinada a la mujer, y así ella no encuentra en su texto los motivos que deben formar a la madre. Y sea profesional, obrera, campesina o simple dama, su única razón de ser sobre el mundo es la maternidad, la material y la espiritual juntas o la última en las mujeres que no tenemos hijos…”

Con la publicación de “Lectura para mujeres” y posteriormente en España, “Ternuras”, Gabriela Mistral une dos grandes pilares manifestados en su obra: la educación y la mujer, siendo por esto el que en no pocas descripciones biográficas se le indique como feminista y promotora de la educación diferencial.

Referencia:

http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-7912.html

Mistral, G. Lectura para Mujeres, Editorial Secretaría de Educación, México D.C. 1925.