Viña San Esteban: los mostos del Aconcagua

Otro de los atractivos que presenta gran interés a los turistas en dependencias de la viña, son los petroglifos existentes en el cerro Paidahuen.

Viña San Esteban: los mostos del Aconcagua

Bajo una metodología de trabajo netamente familiar, donde hace más de cien años se forman las primeras haciendas productoras de mostos, se encuentran los viñedos de la Viña San Esteban. Con un clima excepcional en la zona, se cultivan uvas cuyo tratamiento deleita a miles de paladares en gran parte del mundo.

En 1974, José Vicente adquiere los fundos de la Florida y Paidahuen para dedicarlos a la elaboración del vino. Con este legado, veinte años más tarde, su hijo Vicente da vida a lo que hoy es la Viña San Esteban.

Entre los años 90 y 94 se envasaron sus primeros vinos, para dos años más tarde concretar sus primeras exportaciones que borden actualmente un millón doscientas mil botellas. Los mercados internacionales donde están destinadas el 98% de las exportaciones de esta viña son Estados Unidos, Canadá y Europa en general, el 2% restante se vende en la propia viña.

En la actualidad cerca de cien hectáreas son destinadas a la producción de uvas viníferas lo que se complementa con una planta procesadora con tecnología de punta. En plena vendimia que parte a mediados de febrero hasta principios de mayo, congrega a más de trescientas personas que laboran para seguir con la tradición.

Según las variedades los vinos son almacenados en Cubas de acero inoxidable de 15.000 litros o barricas de Roble Americano y francés de 225 litros. Destacando la completa línea “In Situ”.

Ya en el año 2000 se comenzaron a desarrollar los primeros recorridos para las instalaciones orientados a los turistas. El circuito invita a los visitantes a deleitarse con varias alternativas relacionadas al mundo vitivinícola. El atractivo permite recorrer los viñedos y las bodegas, además de degustar vinos.  Otro de los atractivos que presenta gran interés a los turistas en dependencias de la viña, son los petroglifos existentes en el cerro Paidahuen, que significa “Buen Lugar”, que dan señas del pasado de culturas residentes hace cientos de año y que pueden recorrerse en atractivos treking.

Las visitas se realizan de lunes a viernes a las 9:30, 12:30, 14:30 y 19:00 horas y cuentan con un guía en idioma español, inglés y francés.

La viña está ubicada a 5 kilómetros al este de San Esteban y a 144 kilómetros al noreste de Valparaíso.

El acceso es gratis si los visitantes suman hasta diez personas, mientras que en grupos de once a quince personas tiene un valor de 20 mil pesos chilenos. La gestión debe realizarse previamente al teléfono (34) 481050.