Vitacura y el tesoro del Lonco

El Lonco Vitacura o Butacura, era el principal de la comarca ubicada en las inmediaciones del cerro San Luis a orilla del Mapocho. Los caciques subalternos que tenían sus lof cercanos al lugar e incluso en la ribera norte del río Mapocho eran: Polobanda, Pujalongo, Perimalongo, Tongui, Catalonde y Longopilla, de este último dependían Trinquimanquí y Gualtilina. 

Vitacura y el tesoro del Lonco

Antiguamente, en el sector del río Mapocho al oriente, hasta las vertientes de la cordillera, había varios asentamientos indígenas que eran independientes entre sí y manejados cada uno por un cacique.

Sin ir más lejos, los nombres de las comunas, avenidas y calles se conservan desde entonces. El Lonko Vitacura o Butacura en mapudungún: fütra-kura, ‘Piedra grande, toponimia mapuche correspondiente al norte del Cerro San Luis donde se levantaba el caserío de Vitacura y ahora está el edificio de la calle Luz 3040 llamado "El cacique" en su honor.

Otros ejemplos son el cacique Apoquindo, el Lonco Mayecura y el Lonco Huara Huara, al cual pertenecía el territorio de las haciendas de La Dehesa y Las Condes.

El Lonco Vitacura o Butacura, era el principal de la comarca ubicada en las inmediaciones del cerro San Luis a orilla del Mapocho. Los caciques subalternos que tenían sus lof cercanos al lugar e incluso en la ribera norte del río Mapocho eran: Polobanda, Pujalongo, Perimalongo, Tongui, Catalonde y Longopilla, de este último dependían Trinquimanquí y Gualtilina.

La aldea de Butacura o Vitacura era un mitimae, es decir, una colonia inca (mitmac en quechua significa “esparcir”) conformada por grupos de familias enviadas por el imperio incaico con fines administrativos, económicos, políticos o militares. Butacura era el jefe o “curaca” de esta colonia y su función era la de recoger el oro producido en la región para llevarla al Perú a modo de tributo o impuestos que debían pagar los indígenas de la zona.

Esta función sólo la realizó hasta la llegada de Diego de Almagro a Chile (1535-1536) puesto que el español interceptó uno de los envíos compuesto por 14 arrobas de tejos de oro marcado equivalente a 161 kilos de oro.

De esta forma, Butacura se vio obligado a suspender estos envíos en los siguientes años y tomó la precaución de esconder el oro recaudado, aproximadamente 800 kg de oro, enterrándolos en algún lugar de sus extensos feudos. Acción que después posiblemente fuera la causa de su muerte.

Butakura (Vitacura) fue amigo y colaborador de Pedro de Valdivia. Fue también un gran emprendedor que hizo varias obras. Su obra más reconocida es un canal para regar Conchalí, el cual era la línea de riego que hizo tender desde el Río Mapocho hasta Conchalí y la Chimba, incorporando así esta rica zona a la agricultura. El canal todavía se puede ver en el sector de La Pirámide. El sendero que arrancaba desde el Camino de Las Minas (Providencia - Las Condes) era muy transitado hacia las tierras que él gobernaba y que ahora lleva su nombre.

En 1946 fue creada la comuna a partir de una subdivisión de la comuna de Las Condes, junto con Lo Barnechea. La comuna tiene una zona plana y otra montañosa, con los Cerro Manquehue, de 1.338 metros de altura; El Carbón, Manquehue Chico y Alvarado. Además, están la Loma Espino y el cerro La Pirámide. Al pie de los cerros corre paralelo el río Mapocho.

Así, con su valiosa historia mitológica, Vitacura cuenta con diferentes barrios que nacieron con los nombres de sus fundadores. Por ejemplo, Lo Beltrán, por don Rafael Beltrán, y Lo Gallo, por Miguel Gallo Goyenechea.

Fue fundada el 9 de marzo de 1991, a partir de una subdivisión de las comunas de Las Condes y Lo Barnechea. Mediante el Decreto con Fuerza de Ley Nº 30-18.992, de fecha 20 de mayo de 1991, se crea la Corporación de Derecho Público: Municipalidad de Vitacura.