Y usted, ¿se ha mojado el potito?

Hoy en chilenismos con historia le presentamos este tradicional dicho, el que seguramente usted ha usado o, bien, lo han instado a hacerlo. Pero ¿de dónde viene?

Y usted, ¿se ha mojado el potito?

La expresión coloquial y graciosa "mojarse el potito" significa atreverse, aventurarse, decidirse a hacer algo donde se van a correr riesgos, emprender una tarea que supone alguna contingencia. 

Esta frase fue creada en décadas pasadas, en el campo; cuando había que cruzar a caballo un estero o un río y su profundidad se desconocía, pero se pensaba que el agua podría llegar hasta la montura, esa eventualidad suponía un peligro. En aquella circunstancia, era frecuente que alguien exclamara "parece que nos vamos a tener que mojar el potito", lo que equivalía a una advertencia para que se tuviera cuidado en la travesía.

Así que ya lo sabe, si se va a mojar el potito, vaya preparándose!